SsangYong reanudará en breve producción y distribución

SsangYong reanudará en breve producción y distribución

Estoy seguro de que muchos habréis visto en los telediarios lo sucedido en la planta de SsangYong, en la ciudad coreana de Pyeongtaek. Haremos un repaso, como os hemos informado, hace unos meses la marca se declaraba insolvente, acogiéndose a una tutela económica y judicial por parte del Estado para iniciar una reestructuración económica que les permitiese seguir operando. Según el plan de viabilidad el 36% de la plantilla era redundante, 2.650 trabajadores fueron cesados, fundamentalmente por la caída en ventas y producción.

Unos 1.670 se acogieron a planes de jubilación anticipada, los restantes comenzaron a manifestarse. No querían perder su empleo y comenzaron una violenta huelga que ha durado casi tres meses. Los trabajadores – animados por los incendiarios sindicatos del sector – se atrincheraron en la planta. Las negociaciones por parte de SsangYong Motor Company no surtieron efecto, la ocupación ilegal proseguía, impidiendo a la automovilística coreana reanudar la producción, y por tanto despegar económicamente de nuevo.

SsangYong reanudará en breve producción y distribución

Los equipos de seguridad privada no lograron despejar la planta y la semana pasada cientos de policías armados iniciaron el asalto a la planta productiva. Las imágenes cruzaron el mundo, escaramuzas en los tejados, lanzamiento de gases lacrimógenos, cócteles molotov, un enfrentamiento encarnizado. Los pocos trabajadores que aún resistían se hicieron con el taller de pintura, un lugar lleno de sustancias inflamables al que la seguridad estatal no podía acceder por miedo a provocar un gran incendio y víctimas mortales.

Tras varios días y una improvisada negociación en un contenedor el Administrador Judicial Park Young-Tae y el dirigente sindical Han Sang-Kyun han llegado a un acuerdo. Los trabajadores abandonaban la planta por su propio pie, y el 48% de los 1.000 huelguistas tendrá derecho a incorporarse de nuevo al trabajo tras una baja laboral no remunerada de duración no especificada. No han trascendido demasiados datos de las conversaciones pero el resultado es que vuelve la tranquilidad a SsangYong.

Las líneas de producción no han sido dañadas y en menos de dos semanas estarán listas para volver a producir coches y recambios. La distribución se reanudará a la mayor brevedad y los concesionarios podrán disponer de vehículos nuevos y recambios en poco tiempo. Aún así, no ha habido problemas de stock o servicio en la red de distribución y los talleres. Con el acuerdo logrado SsangYong emprende la recuperación económica definitiva y se prepara para el lanzamiento del crossover C200 a principios del año que viene.

Comenta o Pregúntanos