Toyota también recorta su producción

Toyota también recorta su producción

image
Toyota, el primer fabricante de automóviles del mundo, reducirá a la mitad su producción en Japón entre febrero y abril con respecto a los volúmenes del año pasado, hasta unas 9.000 unidades diarias, asegura hoy la agencia local Kyodo.

El pasado sábado, Toyota suspendió la producción en 11 de las 12 plantas que tiene en este país, como ya había anunciado, en respuesta a la caída de las ventas de coches en todo el mundo a causa de la crisis global que ha enfriado el consumo.

Es la primera vez que Toyota suspende operaciones a esta escala desde agosto de 1993, cuando durante un día canceló la producción en todas sus fábricas domésticas a causa de la caída de beneficios una fuerte apreciación del yen frente al dólar.

Fuentes de la industria del motor citadas por Kyodo afirmaron además que Toyota, la primera empresa de Japón, recortará su producción entre febrero y abril hasta alrededor de las 9.000 unidades por día de operaciones, por debajo del límite de rentabilidad.

La fabricación de unas 11.000 unidades diarias está considerado como el límite de rentabilidad por Toyota Motor, cuya media de producción fue el año pasado de unas 20.000 unidades diarias.

Su plan para hacer frente a la crisis de la industria del motor pasa además por suspender la producción durante un total de 14 días entre enero y marzo, por lo general durante los fines de semana.

El pasado fin de semana lo hizo en 11 plantas y entre febrero y marzo suspenderá la producción 11 días en sus 12 fábricas de Japón, al igual que sus tres subsidiarias Toyota Motor Hokkaido, Toyota Motor Tohoku y Toyota Motor Kyushu.

Previamente Toyota ya paró en diciembre pasado en dos fábricas que ensamblan vehículos destinados a la exportación en Norteamérica, el mercado más afectado por la crisis.

En diciembre, Toyota admitió que para el año fiscal 2008, que concluirá en marzo próximo, espera sus primeras pérdidas operativas en más de 70 años y que las ventas caerán el 15,4 por ciento con respecto al ejercicio pasado, hasta las 7,54 millones de unidades.

Por lo que se refiere a las ventas en Estados Unidos, acaba de cerrar uno de sus peores años con la venta de 141.949 unidades en diciembre, 36,7 por ciento menos que hace un año, y 2.217.662 vehículos en todo 2008, una caída del 15,7 por ciento.

Comenta o Pregúntanos