Tráfico desestima el 40 por ciento de las multas por radar

Tráfico desestima el 40 por ciento de las multas por radar

image
El Centro Nacional de Denuncias Automatizadas desechó en 2008 el 40 por ciento de las supuestas infracciones captadas por los radares fijos. Esta entidad también se ocupará antes de que acabe 2009 de las multas de los radares móviles.

Ángel Toriello, director del Centro Nacional de Denuncias Automatizas con sede en León (esta entidad también se conoce con el nombre de Centro ESTRADA), ha argumentado el alto porcentaje de desestimación de las supuestas infracciones captadas por los radares fijos debido a que se utilizan métodos muy ‘escrupulosos’ y exactos para poder constatar con claridad suficiente si ha habido una vulneración de la normativa de Tráfico.

El Centro ESTRADA, entidad que depende del Ministerio del Interior, tramitó el año pasado un total de un millón y medio de denuncias. Según fuentes oficiales, gracias al nuevo proceso de informatización de denuncias emprendido por este centro, se ha logrado reducir el tiempo de notificación de la sanción. Concretamente, este periodo se ha reducido de los anteriores 45 días hasta 12.

En cuanto al número de conductores informados de una sanción vía correo electrónico, el director de este centro ha insistido en que sólo se han enviado unos catorce mil e-mails. Toriello insiste en el bajo número ya que los conductores aún se muestran muy reticentes a facilitar a la Dirección General de Tráfico su dirección de correo electrónico. No obstante, el máximo responsable del Centro ESTRADA insiste en que este número crecerá próximamente ya que se prevé un cambio de ‘mentalidad’ entre los conductores.
Turno para los radares móviles

Entre los próximos proyectos de esta entidad antes de que acabe 2009 está el de asumir el trámite de las infracciones captadas por los radares móviles.

Recientemente, Autopista.es ha elaborado un reportaje que analiza la controvertida y polémica ley que regula los detectores de radares móviles. Además, si el borrador del nuevo Proceso Sancionador de Tráfico sigue adelante, se plantea un endurecimiento en las sanciones: hasta 6.000 euros para el conductor que utilice un dispostivo antirradar (hay que recordar, que sólo los avisadores GPS son legales), con una pérdida de seis puntos en el permiso y tres meses de suspensión, por un lado, y multas entre 3.000 y 30.000 para los centros especializados que instalen estos dispositivos (para los talleres).

Comenta o Pregúntanos