Volkswagen Polo Bluemotion Concept

Volkswagen Polo Bluemotion Concept

image
Nada más producirse la presentación del nuevo Volkswagen Polo el protagonismo pasó a un prototipo de la futura versión Bluemotion. El Bluemotion Concept representa una nueva edición basada en esta quinta generación del utilitario y que, de momento, presenta unas buenas cualidades frente a sus oponentes tratando de buscar un utilitario muy ahorrativo por otro camino diferente.

Para empezar no monta el clásico propulsor turbodiésel bien acomodado y refinado que estaba presente en la actual generación sino que es un modelo todavía más pequeño el que lo propulsa, exactamente un tricilíndrico TDI de 1.2 litros y 75 CV de potencia. La tecnología common-rail de bajo consumo se alía además con un sistema Start&Stop para impedir el gasto inútil de gasóleo durante las paradas prolongadas. Según datos de Volkswagen este Polo rompe las cifras consumiendo una media de sólo 3.3 litros cada 100 km y emitiendo únicamente 87 gr/km de CO2.

Además del tándem propulsor afinado más función de arranque y parada, que por cierto promete uno de los arranques más rápidos del mercado, actúa un sistema de regeneración de energía en las frenadas. En este caso no se utiliza para recargar los acumuladores de un sistema híbrido sino para recargar la batería principal evitando que el alternador esté trabajando todo el tiempo. Al fin y al cabo lo que se trata es de minimizar la energía que se toma a partir del combustible fósil.

Como en todos los Bluemotion, las medidas mecánicas van acompañadas de otras medidas para favorecer el movimiento del vehículo. Como comienzo este prototipo de Polo ha sufrido una ligera dieta para retener su peso en los 1.080 kilogramos. La aerodinámica también es diferente, incorporando un set que incluye parachoques y llantas especialmente estudiados para una baja fricción. En complemento con una altura de 1 cm menos que el Polo actual y con unos neumáticos también dedicados se consigue un ahorro de 0.8 litros (en comparación un Polo igual pero sin estos cambios externos).

Volkswagen tiene previsto ponerlo a la venta en el mes de febrero del próximo año siempre que los planes económicos sigan su curso. Si atendemos a estas cifras y se aseguran en el modelo final este Polo ahorrativo tiene mucho que decir frente a por ejemplo el Ford Fiesta Econetic o a su “hermano de plataforma” Seat Ibiza Ecomotive.

Comenta o Pregúntanos