BMW M6 Coupé y BMW M6 Cabrio: dos atletas excepcionales que han alcanzado el final de su carrera

BMW M6 Coupé y BMW M6 Cabrio: dos atletas excepcionales que han alcanzado el final de su carrera

Con un total de 14.152 unidades fabricadas, el final de estos dos modelos de altas prestaciones también significa que se termina la producción del motor V10 de altas revoluciones

BMW M GmbH ha anunciado el final de la producción del BMW M6 Coupé y del BMW M6 Cabrio. Estos dos modelos de altas prestaciones proporcionan la oportunidad más exclusiva de experimentar en carreteras normales el nivel de prestaciones de los vehículos M, toda una referencia, combinado con unas tecnologías de propulsión y de chasis inspiradas en el mundo de la competición. En total se han fabricado 14.152 unidades de estos deportivos de altas prestaciones: 9.087 unidades del Coupé, que se lanzó en 2005. Y 5.065 unidades del Cabrio, que fue presentado el año siguiente.

Con el final de la producción de estos dos fascinantes y excepcionales atletas, y puesto que la cuarta generación del BMW M5 ya terminó su producción, también termina la fabricación del singular motor V10 de altas revoluciones. Durante años, este propulsor de 373 kW / 507 CV ha establecido la referencia en la pura entrega de potencia en automóviles que por una parte tienen un carácter con unas excepcionales características dinámicas y por otra simbolizan las sobresalientes aptitudes de BMW GmbH en el desarrollo de motores de altas prestaciones. Durante dos años seguidos, 2005 y 2006, este propulsor de diez cilindros ha conseguido la victoria global en el prestigioso Premio al Motor del Año (Engine of the Year Award), y en cada uno de los dos años siguientes consiguió el primer lugar en la categoría de motores con más de 4 litros de cilindrada.

La característica más sobresaliente de este singular motor, desarrollado exclusivamente para los modelos BMW M5 y BMW M6, es que entrega la potencia de forma extremadamente dinámica y suave, incluso con los mayores niveles de carga. La potencia se genera con 5 litros de cilindrada distribuidos en diez cámaras de combustión, con las dos filas de cilindros dispuestas formando entre sí un ángulo de 90 grados. Este motor desarrolla su potencia máxima a 7.750 rpm, con una velocidad máxima de giro que alcanza las 8.250 rpm, y tiene un par motor máximo de 520 Nm. Además de la idea de trabajar a altas revoluciones, toda una serie de otros detalles técnicos –mariposas del acelerador individuales controladas electrónicamente, un sistema de control del flujo iónico y un sistema de lubricación controlado por la fuerza que actúa lateralmente sobre el automóvil– también se derivan directamente de la competición.

De manera muy parecida, los principios de diseño de la tecnología del chasis y la construcción ligera fueron llevados desde los circuitos hasta la carretera. En el caso del BMW M6 Coupé, por ejemplo, se utilizó plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) –un material que debe en gran parte a la Fórmula 1 su introducción en el sector del automóvil– tanto en el techo como en el diseño de los parachoques. Su relación peso-potencia, 3,37 kilogramos por CV, es otro claro e imbatible indicador del perfil del BMW M6 Coupé. Más aún, sus sobresalientes prestaciones están también apoyadas por la caja de cambios SMG Drivelogic de siete marchas, la función Launch Control, que proporciona la máxima aceleración partiendo desde parado, el diferencial autoblocante M variable en función de la velocidad, la tecnología del chasis específica de este modelo, que incluye el Control Electrónico de la Amortiguación (EDC) y frenos compuestos. La aceleración desde parado hasta 100 km/h se consigue en solo 4,6 segundos. El BMW M6 Cabrio tarda solo 0,2 segundos más, haciendo que el conductor pueda apreciar no solo sus fascinantes prestaciones dinámicas, sino también la irresistible sensación de un deportivo descapotable premium de la categoría de lujo.

El BMW M6 Coupé y el BMW M6 Cabrio han recibido elogios en todo el mundo, como los coches de los sueños de los entusiastas de los automóviles con ambiciones deportivas. El mercado número uno para ambos modelos fueron los EE.UU., que registraron unas ventas de 3.528 unidades del modelo cerrado y 3.247 del descapotable, seguido de Alemania (1.183 / 541 unidades). La tercera posición en ventas del BMW M6 Coupé fue para Gran Bretaña e Irlanda, con 619 matriculaciones; en el caso del BMW M6 Cabrio fue Canadá, con 209 unidades vendidas.

Las ventas del BMW M5 tuvieron un reparto similar. Los Estados Unidos de nuevo fueron el primer país, con unas ventas de 8.786 vehículos. Después, tras el mercado local de Alemania (2.473 unidades), Gran Bretaña e Irlanda generaron la siguiente demanda más alta en Europa continental, con 1.980 vehículos. En total el BMW M5 registró unas ventas globales de más de 20.000 automóviles en menos de cinco años, con un reparto de 19.494 unidades para el BMW M5 Berlina y otras 1.009 unidades más para el BMW M5 Touring, disponible desde 2007.

La cifra total de ventas de la cuarta generación del BMW M5 excedió incluso aquella de su modelo precursor, que se fabricó durante seis años. Así, ha asegurado un nuevo hito en la historia de éxitos del BMW M5, cuya primera generación estableció con su presentación, en 1984, el segmento de berlinas de altas prestaciones.

Comenta o Pregúntanos