Buenas noticias para los alfistas con el nuevo Spider, Giulia y Coupé

Buenas noticias para los alfistas con el nuevo Spider, Giulia y Coupé

En las últimas 48 horas hemos escuchado y leído tal cantidad de rumores que ya no sabemos qué es verdad y qué es mentira. Y todo sobre el mismo tema: el futuro de Alfa Romeo. El plan de empresa es el que es, y todo depende de cómo te leas lo que Sergio Marchionne dijo para que llegues a una u otra conclusión.

Lo que es seguro es lo que ayer nos contó Kike: habrá un nuevo sedán, con variante familiar incluida, bajo el nombre de Giulia para 2012, apareciendo en 2013 un descapotable basado en su chasis, y quién sabe si también una carrocería cupé (sería lo suyo) para dar un heredero a los míticos GTV y Brera. Este último modelo, sin embargo, no aparece en el planning oficial, así que considéralo un deseo en voz alta más que otra cosa.

Pero al margen de estos hechos, aquí lo importante para los alfistas era hablar de la plataforma que servirá de base para estos coches, y es ahí donde parece que hay buenas noticias.

Si recuerdas, ayer te decíamos que todo parecía indicar que esta nueva familia de modelos nacería sobre la plataforma C-Evo convenientemente modificada para crecer los centímetros necesarios. Pero no parece que al final la cosa vaya a ir por ahí. De las palabras de Marchionne de ayer se desprende que estos nuevos Alfa usarán una base Chrysler.

¿Y qué plataforma de Chrysler podrían usar? Pues todo parece indicar que será una evolución de la LX, que es la base del actual 300C.

Traduciendo las letras a datos, esta es una plataforma que lleva doble triángulo de suspensión delantero y un sistema multilink trasero de cinco brazos, adaptada a utilizar motores longitudinales, y que puede contar con tracción trasera o total. Es una mezcla entre la base de Mercedes W220 (Mercedes Clase S del año 99) en cuanto al tren delantero, y Mercedes W210 (Mercedes Clase E del año 95) en cuanto al eje posterior.

Obviamente, esta plataforma sufrirá numerosas actualizaciones para adaptarse a una nueva generación de modelos a la última en tecnología, y la veremos equipada para las versiones Alfa con los ya famosos motores MultiAir de gasolina en cuatro y seis cilindros. Para EEUU es obvio e inteligente esperar que también veamos nuevos propulsores V8 de origen americano, pero con tecnología MultiAir también implementada.

¿Resultado final? Pues una nueva gama de Alfa Romeo que regresará, en parte, a sus orígenes de coches con un chasis genial centrado en la diversión de conducción. Obviamente no esperamos que lleven la caja de cambios en disposición transaxle (eso es demasiado pedir, lo sé), pero está claro que su reingreso en los Estados Unidos y el poder contar con una base de tracción trasera devolverán a la marca todos los argumentos necesarios para que no tenga nada que envidiar a la hora de convencer a los potenciales clientes de que es tanto o más refinada que cualquier coche germano.

Al menos, con todo esto, podemos sacar buenas noticias de todo el plan Fiat, que por otra parte acaba por destrozar lo que Lancia significaba en Europa, para convertirse en un logotipo pegado a coches diseñados por y para Chrysler. Adiós Stratos, adiós Fulvia, adiós a un pasado glorioso.

Comenta o Pregúntanos