El fabricante chino Geely compra Volvo

El fabricante chino Geely compra Volvo

Zhejiang Geely Holding Group, el mayor fabricante privada de automóviles de China, ha alcanzado un acuerdo con Ford Motor este domingo para la adquisición de la unidad turismos de Volvo por 1.800 millones de dólares (unos 1.335 millones de euros), en lo que se ha convertido en la mayor compra más grande de la industria automovilística china en el extranjero.

‘El día de hoy representa un hito en la historia de Geely’, ha afirmado su presidente, Li Shufu, en una rueda de prensa. Li ha asegurado que Volvo Cars seguiría siendo una compañía separada con su propio equipo de administración y con sede en Suecia.

La financiación de la operación, ha indicado Li, está ya garantizada, aunque continúa abierta la posibilidad de acogerse a un préstamo del Banco Europeo de Inversiones. Está previsto que la venta se concrete durante el tercer trimestre del año.

Con respecto al futuro de las fábricas europeas de Volvo, Li ha afirmado que es importante que Volvo se mantenga cerca de sus centros de suministro claves y ha mencionado expresamente las plantas de Bélgica y Gotemburgo que ‘serán preservadas a largo plazo’.

De hecho, los sindicatos de Volvo, críticos hasta ahora con la venta ante la opacidad sobre el futuro de la compañía, han manifestado su satisfacción y su apoyo a la venta.

Esta adquisición pone de manifiesto la llegada de China a la industria automotriz mundial como potencia principal y pone fin a casi dos años de negociaciones para la venta de Volvo, la última unidad de lujo vendida por Ford, tras Aston Martin, Jaguar y Land Rover.

La compra de Volvo por Geely habría sido impensable hace apenas unos años, ya que en 2009 la china facturaba apenas el 16 de la facturación de Volvo y contaba con la mitad de trabajadores en plantilla. De hecho, Ford compró Volvo en 1999 por 6.500 millones de dólares (unos 4.824 millones de euros al cambio actual).

Comenta o Pregúntanos