España dará un aval de 300 millones a Opel

España dará un aval de 300 millones a Opel

El consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, ha cifrado en 300 millones de euros el importe del aval conjunto que el Ejecutivo aragonés y el central otorgarán a Opel para su plan de reestructuración.

Del total del importe, 160 millones de euros corresponderán al Gobierno aragonés, que ha reducido la cifra desde los 220 millones previstos inicialmente, mientras que el Ejecutivo central aportará los 140 millones restantes.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Aragón, el consejero de Economía ha explicado que General Motors Corporation ‘ha terminado aportando a Opel un volumen de dinero mayor que el que se esperaba’, por lo que el Ejecutivo autonómico ha reducido su contribución.

El consejero autonómico ha confiado en que el acuerdo se cierre antes del próximo verano y ha recordado que tanto el Gobierno de España como el Ejecutivo regional están ‘obligados’ a adaptarse a la normativa marco europea de la competencia que regula las ayudas a empresas.

Asimismo, ha apuntado que una Orden del Gobierno de Aragón determinará el procedimiento para la concesión de los avales.

El plan de reestructuración de Opel tiene un coste de más de 3.700 millones de euros, de los que la matriz del fabricante alemán, el grupo General Motors, aportará 1.900 millones de euros. La firma alemana quiere obtener avales de los Gobiernos de países europeos en los que está presente para financiar el resto del plan.

Así, según los planes de la corporación, Alemania debería aportar unos 1.200 millones de euros en garantías financieras. Reino Unido se ha comprometido a contribuir con 270 millones de libras (unos 320 millones de euros al cambio actual).

De esta forma, entre Alemania y Gran Bretaña sumarían cerca de 1.500 millones de euros, con lo que quedarían más de 300 millones que corresponderían a las aportaciones de Polonia y de España. Bélgica no respaldará el programa toda vez que Opel ha decidido desprenderse de la planta de Amberes, que será vendida o cerrada.

En el caso de España, el ejecutivo regional ya manifestó en distintas ocasiones que el respaldo a General Motors se realizaría a través de un aval conjunto de los Gobiernos central y aragonés. Se da la circunstancia de que el Ministerio de Industria dispone de una línea de avales por importe de mil millones de euros para respaldar proyectos de inversión de la industria automovilística.

Comenta o Pregúntanos