Impuesto de transmisión de usados, por internet

Impuesto de transmisión de usados, por internet

A partir de enero, los madrileños podrán solicitar por internet el certificado de abono del Impuesto de Transmisiones de Vehículos de segunda mano, gracias al convenio firmado hoy por el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, y el director general de Tráfico, Pere Navarro.

Hasta ahora, los madrileños que cambian la titularidad de un vehículo tienen que acreditar en papel el pago del impuesto, lo que supone desplazarse a la Dirección General de Tributos de la Comunidad y volver a las oficinas de Tráfico de Madrid y Alcorcón para realizar el cambio.

Desde enero, al solicitarse el certificado de abono del impuesto en el portal del contribuyente de la Comunidad, la Dirección General de Tributos expedirá un código electrónico que deberá ser presentado en la Jefatura Provincial de Tráfico con el resto de la documentación exigida.

Pere Navarro ha señalado que el 90% de las 111.000 bajas de vehículos y de las 278.000 matriculaciones realizadas en 2009 en la Comunidad de Madrid se gestionaron por vía telemática, por lo que “ahora le tocaba el turno a las transmisiones” de vehículos usados, que totalizaron 500.000 el pasado año en la región.

El consejero Beteta, tras subrayar que “la administración electrónica supone un paso adelante en el país”, ha cifrado en 11 millones de euros anuales “lo que la sociedad madrileña se va a ahorrar en tiempo y transporte” con la gestión del impuesto de transmisiones por vía telemática.

Mediante el Código Electrónico de Transferencias (CET), la Dirección General de Tributos podrá acceder a los datos técnicos de los vehículos que constan en el Registro General de Vehículos de la DGT y que son necesarios para calcular el importe del impuesto de transmisiones.

Además, el nuevo sistema evita fraudes y falsificación de documentos, ya que el Código Electrónico se genera a partir de códigos privados compartidos entre la DGT y Dirección General de Tributos de Madrid.

Beteta y Navarro han coincidido en que el nuevo sistema supone más facilidad para los ciudadanos y más garantía para la Administración, y permitirá reducir “las famosas colas de Arturo Soria”. Pere Navarro ha citado como ejemplo de las ventajas para los ciudadanos, “el caso del madrileño que estaba fuera de la Comunidad y tenía que volver a Madrid para liquidar el impuesto”.

Comenta o Pregúntanos