La compra de eléctricos será subvencionada

La compra de eléctricos será subvencionada

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha presentado, arropado por la industria implicada, el Plan de Acción que pretende impulsar la implantación del vehículo eléctrico en España.

Rodríguez Zapatero ha protagonizado la presentación en una cumbre que ha reunido en el Palacio de Congresos de Madrid a más de medio centenar de ejecutivos de los sectores relacionados con el vehículo eléctrico y altos cargos de la Administración.

El presidente del Gobierno ha sido el último en intervenir en un acto en que ha protagonizado el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y los líderes de los grupos de trabajo que han redactado el documento Estrategia Integral para el Impulso del Vehículo Eléctrico en España, que moverá unos recursos de 590 millones de euros y en el que se recoge una previsión de matriculaciones de 250.000 unidades en el año 2014.

Zapatero ha afirmado que el vehículo eléctrico es una oportunidad energética que puede abaratar el precio de la electricidad. Ha argumentado que con el coche eléctrico se acumulará energía en horas valle de demanda eléctrica y se utilizará en horas punta. Ello puede contribuir a abaratar el coste de la electricidad, porque aprovecha las infraestructuras y la capacidad de generación en las horas de baja demanda, según sus palabras.

En la explicación del Plan de Acción, Zapatero ha concretado que la adquisición del vehículo eléctrico tendrá una subvención, ya contemplada en el actual Plan Movele, que ascenderá al 20% del coste, con un máximo de 6.000 euros por vehículo para usuarios particulares y flotas privadas. La estimación del coste para estas subvenciones es de 240 millones en 2011 y 2012.

El vehículo eléctrico contribuirá a reducir ‘nuestra onerosa dependencia del petróleo, además de ser una oportunidad ambiental, particularmente interesante para las ciudades, donde la calidad del aire es muy sensible a las emisiones del transporte, ha dicho, al igual que la contaminación acústica.

El Plan traslada, ha dicho el presidente, las líneas de actuación recogidas en el documento de Estrategia a acciones concretas para la implantación del vehículo eléctrico. Según las previsiones, al final de su periodo de vigencia, los dos próximos años, se habrán matriculado en España 70.000 vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables.

Este Plan consta de quince medidas, cuatro de ellas de estímulo a la demanda, tres de industrialización e I+D+i, cuatro de infraestructura y gestión de la demanda y cuatro de tipo transversal. Las medidas se centran, entre otras, en la elaboración este mismo año de un mapa de flotas públicas y privadas susceptibles de renovarse mediante vehículos eléctricos, al ser consideradas éstas el primer núcleo de demanda.

Incentivos en ciudades En el ámbito urbano, propone incentivos para el uso de estos vehículos, como la circulación en zonas restringidas, ampliación de los horarios de carga y descarga, reserva de espacios públicos para recargas de flotas que presten servicios esenciales (atención sanitaria, policía), así como la creación de un sello de Ciudad con Movilidad Eléctrica.

En esta materia se firmará un acuerdo con la FEMP para la difusión y promoción del vehículo eléctrico, primero en las 145 poblaciones existentes con más de 50.000 habitantes. En industrialización e I+D+i se dará prioridad a los planes empresariales que tengan como objeto el vehículo eléctrico, a los que se destinara 140 millones de euros en 2011 y 2012.

En el apartado de comunicación entre la red eléctrica y el automóvil, el Plan Avanza articulará una línea para favorecer el desarrollo de tecnologías en sistemas de comunicación para optimizar la carga, con una previsión de 35 millones en dos años. En I+D+i para vehículos eléctricos, el Plan pretende identificar y analizar las tecnologías claves y su difusión en los ámbitos empresariales y de investigación, así como su potenciación, para lo que se prevé una aportación de 173 millones de euros.

Comenta o Pregúntanos