Más crisis, menos coches de empresa

Más crisis, menos coches de empresa

Las compañías multinacionales están revisando sus políticas de coches de empresa para reducir gastos como consecuencia de la situación económica actual, según un estudio de la consultora Mercer.

El estudio de políticas de coches de empresa elaborado por Mercer analiza estas prácticas con el objetivo de a evaluar los modelos y diferencias entre países, ya que los beneficios como el coche de empresa, los complementos salariales anuales destinados a la adquisición de un coche o subvencionar los gastos adicionales como el combustible, el mantenimiento y el seguro varían de unos países a otros.

Además del predominio de políticas de coche de compañía, los criterios de asignación en función del nivel del empleado y el valor del coche por el precio de compra, el estudio cubre también la implantación de otros beneficios adicionales, alternativas monetarias al coche y las regulaciones fiscales asociadas en 76 países.

En general, este tipo de beneficio es más frecuente en América y poco frecuente en Asia-Pacífico. También es habitual en Europa, Oriente Medio y África, aunque los criterios de asignación del beneficio varían en función del nivel del empleado. Así, en España el 87 por ciento de las empresas ofrece coches a algunos de sus directivos y el precio medio ronda 48.437 dólares, frente a los 107.583 dólares de Singapur, que es el país que destina más dinero a los coches de empresa.

El estudio explica que el coche de empresa está muy extendido en la mayoría de los países europeos, África y Oriente Medio, y, entre las empresas que ofrecen este beneficio, Eslovenia proporciona las ayudas más altas, seguida por Bélgica y Hungría. En Francia, Grecia, República Checa, Finlandia, Alemania y Polonia también son muy populares estos beneficios.

En cuanto al uso del coche de empresa (personal o para el trabajo), varía en función del cargo. Los directores generales y directivos senior tienen ambos usos, pero a medida que baja el puesto, su uso se restringe al ámbito laboral, especialmente a en los departamentos de ventas. La cantidad de dinero destinada a coches de empresa en Europa, África y Oriente Medio también varía en función del nivel del empleado.

En Dinamarca y Rusia, los directores generales obtienen los coches de precio en mediana más elevado (114.363 y 92.265 dólares, respectivamente), mientras que en Bulgaria y Rumanía reciben los más económicos (45.423 y 49.795 dólares, respectivamente).

Como contraste, otros directivos en Rumanía cuentan con 33.508 dólares destinados a coches de empresa, mientras que en Dinamarca tienen 94.473 dólares. Los complementos para la compra de coches también son comunes en Europa, África y Oriente Medio y varían en función del puesto al igual que en otros países.

Para los directores generales, las empresas alemanas ofrecen los complementos más altos (58.386 dólares), seguidas por las organizaciones rumanas (44.262 dólares). Suecia y Ucrania proporcionan los complementos más bajos, 8.628 y 2.947 dólares respectivamente. Como comparación, en Grecia, los directivos reciben un complemento de 31.983 dólares, mientras que los directores generales en Estados Unidos obtienen complementos ligeramente inferiores (30.207 dólares).

En América, más de la mitad de las empresas proporciona coche de empresa a los mandos medios, directivos y fuerza de ventas en todos los países excepto en Honduras y Paraguay, y la mayor parte de las empresas cubre el combustible tanto para uso profesional como personal.

El porcentaje de implantación del beneficio de coche en esta zona varía del 37 por ciento en Honduras al 81 por ciento en Brasil. Los beneficios de coche son también populares en México y en Argentina (ambos el 74 por ciento). En Estados Unidos, para los directores generales, los beneficios de coche son frecuentes (71 por ciento). En Canadá, el 70 por ciento de las organizaciones proporciona coches de compañía normalmente a los directores generales y a otros directivos, siendo el estatus y la antigüedad los factores clave para ofrecer coche.

El precio de compra de los coches proporcionados a los empleados en América varía en función del nivel del empleado. Por ejemplo, en Brasil, los directores generales reciben un coche de compañía con un valor en mediana de 102.890 dólares, comparado con los directores generales en Honduras que reciben un valor en mediana de 33.549 dólares. En Venezuela, los directivos reciben 74.699 dólares en comparación con los directivos en México que reciben 26.993 dólares.

Comenta o Pregúntanos