Nuevo Mégane coupé-cabrio

Nuevo Mégane coupé-cabrio

El Nuevo Mégane Coupé-Cabrio viene a completar la renovación de la familia Mégane, que ya contaba con 5 carrocerías. Su diseño, que aúna la elegancia de un coupé con las sensaciones de un cabrio, enamora a primera vista.

Además de los elementos que han supuesto el éxito de su antecesor (un gran techo de cristal escamoteable y una amplia gama de equipamientos prácticos), el Nuevo Mégane Coupé-Cabrio ofrece a los clientes:

• una mayor sensación de confort al aire libre, gracias a la nueva ubicación del parabrisas y al deflector de viento tras los reposacabezas traseros,
• un comportamiento dinámico de alto nivel gracias a un chasis más rígido y una nueva dirección asistida eléctrica,
• una gama amplia de motorizaciones, una de ellas con la nueva transmisión automática de doble embrague EDC (Efficient Dual Clutch),

El Nuevo Mégane Coupé-Cabrio se fabrica en la planta Renault de Douai (Francia), junto con el Scénic y el Grand Scénic. Cuenta así con todo el saber hacer adquirido desde que se inició el programa Mégane y aprovecha la experiencia acumulada en el montaje de la generación anterior de Mégane Coupé-Cabrio.

El Nuevo Mégane Coupé-Cabrio se comercializará en la primavera de 2010.


UN DISEÑO QUE NO DEJA INDIFERENTE

El Nuevo Mégane Coupé-Cabrio viene a completar la renovación de la familia Mégane. Destaca especialmente el gran techo acristalado que evoca al cabriolet incluso en la configuración coupé.

El diseño interior, en el que se han utilizado materiales de primera calidad, ofrece nuevas combinaciones de tapicería: carbono oscuro, beige claro o bitono carbono-rojo para los asientos de cuero.

Aunque comparte el salpicadero con la berlina, los asientos con sujeción lateral reforzada y los paneles de puerta son específicos del Coupé-Cabrio.

ELEGANTE Y PRÁCTICO

A bordo del Nuevo Mégane Coupé-Cabrio, los pasajeros disfrutan de una sensación completa de confort y serenidad a cielo abierto, en todas circunstancias.

El techo rígido escamoteable de cristal que se ofrece de serie cuenta con una superficie transparente de 0,47 m² (la más amplia del segmento). Proporciona una gran luminosidad dentro del habitáculo y una sensación de espacio y de libertad. El confort acústico y térmico son excelentes.
Un mecanismo electro-hidráulico totalmente automático controla la cinemática de este techo retráctil en dos partes. El conductor puede destapar el habitáculo en 21 segundos pulsando el botón específico.
En posición cabriolet, tanto el conductor como los pasajeros gozan de una gran sensación de libertad. El travesaño del parabrisas se ha adelantado 10 cm con respecto al Mégane II Coupé-Cabriolet y facilita la subida a bordo.

image

Para que todos los pasajeros disfruten de la posición cabriolet sin sus inconvenientes, el Nuevo Mégane Coupé-Cabrio dispone de un deflector de viento de serie (esta prestación es única en el segmento) situado detrás de los reposacabezas de la segunda fila. Este dispositivo permite circular cómodamente con cuatro personas a bordo al limitar las perturbaciones hasta los 90 km/h.
Si, además, se combina con la red antirremolinos desmontable (opcional) que se coloca detrás de las plazas delanteras, el pasajero y el conductor viajarán a cualquier velocidad cómodamente.

A bordo del Nuevo Mégane Coupé-Cabrio el conductor y los tres pasajeros disfrutan de un confort digno de una berlina.

La ergonomía del puesto de conducción aprovecha las soluciones adoptadas por el Mégane Berlina y el Mégane Coupé:
– mandos agrupados alrededor del volante y en la consola central,
– regulación máxima del asiento de 70 mm en altura y de 240 mm en profundidad,
– sistema que permite recuperar, tras abatir el respaldo, la posición memorizada de ajuste de los asientos,
– regulación máxima del volante 45 mm en profundidad y 5º en altura,

. Su maletero dispone de:
– cierre automático,
– proporciones notables: 417 dm³ en coupé y 211 dm³ en cabriolet,
– los mejores valores del segmento en cuanto a altura de umbral de carga (590 mm con respecto al suelo) y de apertura (258 mm) en cabriolet, lo que facilita el acceso y permite cargar 3 maletas tipo “equipajes de cabina” juntos.


MÚLTIPLES EQUIPAMIENTOS TECNOLÓGICOS ÚTILES Y FÁCILES DE USAR

Nuevo Mégane Coupé-Cabrio cuenta, como toda la familia Mégane, con una amplia oferta de equipamientos tecnológicos procedentes, en su mayoría, del segmento superior:
• tarjeta Renault «manos libres» con condenación por alejamiento,
• freno de aparcamiento asistido,
• climatización automática bizona con 3 modos (Soft-Auto-Fast),
• faros bi-xenon direccionales,
• contador con visualización mixta (digital y analógica),
• nueva interfaz en color del limitador-regulador de velocidades,
• sistema de audio «3D sound by Arkamys®», asociado a la conexión Plug&Music (USB, mini-Jack),
• Carminat TomTom®, la oferta de navegación integrada más barata del mercado,
• menú de personalización que permite activar, desactivar y ajustar algunas funciones del vehículo, como las luces de día o el volumen acústico del radar de proximidad.

CONDUCCIÓN AGRADABLE

El Nuevo Mégane Coupé-Cabrio posee la precisión de conducción de los Mégane Berlina y Coupé y aporta innovaciones tecnológicas frente a la generación anterior:
– El tren delantero de tipo pseudo-McPherson está unido a una cuna motor «a cornes», que limita los desplazamientos laterales de la cuna del motor con respecto al chasis. La rigidez transversal es tres veces superior a la de la generación anterior.
– El tren trasero es un eje flexible de perfil cerrado que aumenta la firmeza en torsión al tiempo que aligera el vehículo.
– La nueva dirección asistida eléctrica aporta viveza y reactividad al vehículo y mejora el confort de conducción al transmitir con mayor fidelidad si cabe la información procedente de la carretera.

Para acompañar el aumento de firmeza de los trenes y mejorar el rigor del comportamiento del vehículo, tanto en configuración cabrio como coupé, la rigidez de la carrocería en torsión es un 80% mayor con respecto al Mégane II Coupé Cabriolet.

En cuanto a las motorizaciones, el Nuevo Mégane Coupé-Cabrio dispone de una gama amplia, con siete grupos motopropulsores de gasolina y diésel (según países).

La oferta de gasolina consta:
– Del motor 1.6 16v 110 CV asociado a una caja de velocidades manual de seis velocidades.
– Del motor TCe 130 – Turbo Control Efficiency, con una caja de velocidades manual de seis velocidades.
– Del motor 2.0 16v 140 CV, que incluye una nueva transmisión continuamente variable CVT que proporciona más confort de conducción al no haber rupturas de aceleración al cambiar las marchas.

La oferta diésel consta de motores homologados Euro 5:
– El dCi 110 FAP disponible con la novedosa transmisión automática de seis velocidades con doble embrague EDC – Efficient Dual Clutch (véase recuadro a continuación) – y con una caja de velocidades manual de seis velocidades
– El dCi 130 FAP asociado a una caja de velocidades manual de seis velocidades.
– El dCi 160 FAP con una caja de velocidades manual de seis velocidades.

image

La transmisión automática de doble embrague EDC: Efficient Dual Clutch
La transmisión automática EDC (Efficient Dual Clutch) de doble embrague y seis velocidades refleja la voluntad de Renault de aunar confort, placer de conducir y respeto del medio ambiente.
Heredera de la tecnología de doble embrague Dual Clutch Transmission, esta transmisión marca una auténtica ruptura con respecto a las cajas de velocidades automáticas tradicionales al ofrecer:
– un consumo y unas emisiones de CO2 comparables a los obtenidos en los vehículos con caja manual,
– cambios de marcha automáticos, rápidos y fluidos,
– una respuesta instantánea a las solicitaciones del conductor.

EL PLACER DE CIRCULAR EN UN COUPÉ-CABRIO DE FORMA TOTALMENTE SEGURA

El Nuevo Mégane Coupé-Cabrio capitaliza toda la experiencia de la marca en materia de seguridad. Al igual que toda la familia Nuevo Mégane, el coche ha sido diseñado para ser un ejemplo en materia de seguridad pasiva y activa.

Los múltiples equipamientos propuestos están pensados para ayudar al conductor a anticipar los riesgos de la carretera:
• Testigos visuales y señales sonoras para señalar que los cinturones de las plazas delanteras no están abrochados,
• Sistema de control de la presión de los neumáticos,
• Faros direccionales bi-xenon con orientación de las luces de cruce en las curvas,
• Encendido automático de las luces de cruce,
• Sensor automático de lluvia,
• Limitador-regulador de velocidad.

El Nuevo Mégane Coupé-Cabrio está dotado de todos los sistemas de ayuda a la conducción:
• ABS con repartidor electrónico de frenada EBV,
• Sistema de Ayuda a la Frenada de Emergencia,
• ESC con función de control de subviraje.

En lo que a seguridad pasiva se refiere, el Nuevo Mégane Coupé-Cabrio adopta:
• una estructura de deformación programada estudiada para preservar la integridad del habitáculo en caso de vuelco gracias a unos refuerzos situados en los montantes del vano, en los laterales de carrocería, en los largueros laterales y en el piso,
• arcos de seguridad pirotécnicos que se despliegan automáticamente cuando los captadores específicos detectan la inminencia de un vuelco,
• cinturones con pretensor y limitador de esfuerzo,
• airbags frontales adaptativos,
• airbags laterales bicámara cabeza/tórax/abdomen,
• airbags antideslizamiento en los asientos delanteros,
• captadores de choque lateral,
• reposacabezas con protección cervical,
• anclajes Isofix para la instalación de asientos para niños en las plazas traseras.

El Nuevo Mégane Coupé-Cabrio se desvelará al público con ocasión del Salón de Ginebra 2010 (del 4 al 14 de marzo). Al mismo tiempo, se expondrá en el Atelier Renault situado en el número 56 de la avenida de los Campos Elíseos, en París.

Comenta o Pregúntanos