Nuevo ŠKODA YETI con tracción 4×4 y cambio DSG

Nuevo ŠKODA YETI con tracción 4x4 y cambio DSG

Škoda introduce en su gama un importante avance tecnológico en la gama Yeti. Se trata de la combinación de la tracción 4×4 y la caja de cambios DSG de seis velocidades, una novedad que se combina exclusivamente con el motor 2.0 TDI de 140 CV.

Tracción total y cambio doblemente eficiente, una combinación ganadora

El nuevo Škoda Yeti 4×4 y cambio DSG se comercializa con uno de los potentes y eficientes motores diesel common rail de la marca: el 2.0 TDI con filtro de partículas diesel. Este equilibrado propulsor genera 140 CV de potencia máxima a 4.200 rpm y ofrece un generoso par motor de 320 Nm ya a partir de las 1.750 y hasta las 2.500.

Con esta motorización, el Yeti alcanza una velocidad punta de 187 km/hora, una aceleración de 0 a 100 km/hora en 10,2 segundos y unas emisiones de CO2 que se quedan en unos ajustados 169 gramos por kilómetro en ciclo combinado.

La eficiencia de este propulsor se combina ahora con la entrada en escena de la caja de cambios DSG de doble embrague y seis velocidades y la efectividad de la tracción 4×4, basada en la distribución automática de la potencia entre los distintos ejes por la acción de embrague Haldex de probada eficacia.

Toda esta conjunción de carácter técnico no hace más que aumentar las opciones y tipos de conducción del usuario, el dinamismo del modelo, la comodidad en todo tipo de terrenos y la mayor rapidez de respuesta a cualquier requerimiento de este nuevo Yeti.

A todo ello se debe añadir el destacado equipamiento de serie en el que se incluyen los airbags delanteros, laterales de rodilla y de cortina, el ABS con ESP, los faros antiniebla delanteros, el sistema VarioFlex, el cierre centralizado con control remoto, las barras en el techo y el aire acondicionado. También encontramos la Radio CD con MP3, el sistema de control de velocidad y las llantas de aleación de 17 pulgadas

Este nuevo modelo se comercializa exclusivamente con los acabados Ambition y Experience.

Yeti, gama en constante evolución

Si de algo es ejemplo la gama Yeti de Škoda, es del crecimiento constante a base de ir colmando los deseos de todo tipo de usuarios y acentuar todavía más la versatilidad de este vehículo. Las motorizaciones con las que cuenta le permiten adaptarse a cualquier tipo de uso, y cuenta además con un diseño atractivo y sobre todo, práctico, una oferta de versiones muy variada y un equipamiento opcional que permite un alto grado de personalización.

Una buena muestra de ello son los distintos acabados que se han ido añadiendo a una gama que es muy joven, pero que entró con mucha fuerza en el sector de los SUV.

De esta forma, poco antes de iniciarse el último trimestre del año pasado, se incorporó el acabado Active a los ya existentes Ambition y Experience. Este acabado cuenta con cuatro posibilidades de propulsión, el 1.2 TSI de 105 CV (disponible con cambio manual y cambio DSG), el 1.4 TSI de 122 y 2.0 TDI de 110 CV.

En el equipamiento, destacan las llantas de acero de 16 pulgadas, las barras del techo en color negro y los cristales tintados en verde. En el interior, encontramos la tapicería Reflex en Onyx, junto al airbag para conductor y acompañante -este último con función de desconexión-, o los reposacabezas delanteros activos. Otros elementos de seguridad son la activación de las luces de emergencia en caso de frenada brusca y el corte de la ignición en caso de accidente.

A todo ello, y como parte del equipamiento funcional, se incorporan el volante de cuatro radios ajustable en altura y profundidad, el sistema Climatic con filtro para polen y olores, el cierre centralizado con mando a distancia, el Radio CD “Blues” de 1 DIN con reproductor de MP3 y el sistema VarioFlex de asientos traseros.

Otra versión que se ha añadido a la gama ha sido el Yeti Imaginarium, fruto del acuerdo de la marca con la compañía española fabricante de productos de entretenimiento y formación infantiles y juveniles. El Yeti Imaginarium es un modelo de utilización mucho más familiar, en el que se ha pensado, sobre todo, en los más pequeños, que gozan de multitud de elementos para disfrutar de un viaje cómodo y entretenido.

Esta versión está equipada por dos únicos propulsores, el de gasolina 1.2 TSI de 105 CV y el diesel 2.0 TDI de 110 con filtro para partículas diesel.

Al margen de estos dos acabados, están los existentes con anterioridad, que ahora se benefician de la entrada en escena de la nueva combinación de tracción 4×4 y caja de cambios DSG. Se trata del Ambition y el Experience.

El primero de los acabados tiene cinco opciones de tracción delantera partiendo de los motores de gasolina 1.2 TSI de 105 CV (disponible con cambio manual y DSG de 7 velocidades) y 1.4 TSI de 122 CV y el TDI 2.0 de 110 CV. Las versiones 4×4 existentes hasta la incorporación del nuevo modelo eran las propulsadas por el 2.0 TDI de 110 y 140 CV, respectivamente.

Finalmente, el acabado Experience cuenta con un sólo modelo de tracción delantera que va equipado con el motor 2.0 TDI de 110 CV, mayoritario en la gama. Existen cinco opciones (cuatro, más la presentada ahora) de tracción 4×4 que utilizan un sólo motor de gasolina, el 1.8 TSI de 160 CV, y el 2.0 TDI, que se ofrece en las versiones de potencia de 110, 140 y 170 CV. Estos últimos se combinan con cambios manuales de 6 velocidades, a los que ahora se añade el DSG del mismo número de marchas.

Otro de los puntos fuertes del Škoda Yeti es la posibilidad de personalizar el vehículo gracias a un gran número de opcionales que permiten que cada usuario se configure el vehículo a su medida. Opcionales como los sensores de aparcamiento delanteros y traseros, el sistema Park Assist, los faro Bi-xenon autodireccionales, el techo solar panorámico (de serie en Experience), el sensor de presión de neumáticos (TPM) o el sistema de navegación Columbus con pantalla táctil de 6,5 pulgadas.

Comenta o Pregúntanos