Nuevos motores 1.6 dCi y 0.9 TCe en Renault

Nuevos motores 1.6 dCi y 0.9 TCe en Renault

Renault está preparando una ofensiva de downsizing para sus nuevos motores. Tras los 1.2 TCe, 1.4 TCe y 2.0 TCe, el próximo paso será incorporar un motor de acceso de pequeña cilindrada también turboalimentado, intentando mantener prestaciones y potencia con respecto a motores de cilindradas superiores pero reduciendo consumos y emisiones. El 0.9 TCe seguirá los pasos del ya conocido Multiair bicilíndrico, con idéntica cilindrada, que entrega 85 CV y es usado por el Grupo Fiat en su 500.

En diésel también habrá novedades, y de nuevo estarán marcadas por la reducción de cilindrada. Adiós al ya clásico 1.9 dCi, que lleva un tiempo en franco retroceso en cuanto a presencia en los modelos del rombo, y hola al nuevo 1.6 dCi de 130 CV y 320 Nm de par máximo. Renault no es nueva en pequeños diésel turboalimentados, puesto que hace años que ofrece su 1.5 dCi en potencias que alcanzan hasta 105/110 CV, pero con este nuevo motor pretende dar un paso adelante en cuanto a potencia, hasta el punto de llegar a sustituir los tradicionales 1.9 litros.

El 1.6 dCi 16v se estrenará en la próxima primavera del 2011 sobre el Renault Scénic, y poco a poco irá difundiéndose sobre el resto de modelos, hasta el punto de convertirse muy probablemente en uno de los motores más demandados de la marca en cuanto a ventas. Los 130 CV y 320 Nm de par máximo toman más valor al descubrir que este nuevo motor ya cumplirá la normativa de emisiones Euro 6, y en combinación con el sistema Start & Stop consumirá un 20% menos que el 1.9 dCi y emitirá 30 gramos de CO2 menos por kilómetro, según ciclo de homologación.

El motor 900 TCe será otra de las novedades a corto plazo, esperándose su introducción sobre el Renault Twingo en el año 2012 y, probablemente, también posteriormente sobre la nueva generación del Renault Clio. Con sólo 0.9 litros de cilindrada y tres cilindros, gracias al turbo y a la inyección directa podrá ofrecer 90 o 115 CV y a la vez consumos muy reducidos, rebajando holgadamente los 100 g/km de CO2 con la inestimable ayuda del Start & Stop. Sobre el papel todo pinta estupendamente para estos dos nuevos motores, aunque para conocer su rendimiento real (y fiabilidad) habrá que esperar todavía más tiempo.

Comenta o Pregúntanos