Opel: sin plan industrial no hay ayudas

Opel: sin plan industrial no hay ayudas

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha condicionado el posible apoyo financiero que España y Aragón podrían aportar para la reestructuración de Opel a la puesta en marcha de un plan industrial para la factoría de Figueruelas, que cuente con el respaldo de los trabajadores de la fábrica.

En este sentido, ha avanzado que ‘es la hora’ de sentarse a discutir con la empresa el plan industrial, en una reunión que se celebrará ‘en dos o tres semanas’. ‘Queremos escuchar a la empresa una vez que los trabajadores se manifiesten, porque siempre hemos defendido que no apoyaremos un plan industrial de Opel que no tenga el visto bueno de los trabajadores’, ha indicado.

‘Vamos a hablar en breve con la compañía, para analizar la viabilidad del plan y, eventualmente, para ofrecer garantías financieras, pero hasta la fecha no nos han pedido nada’, ha indicado Sebastián, quien ha precisado que de los mil millones en avales movilizados por el Gobierno para el sector del automóvil, ‘General Motors todavía no ha pedido nada’.

Opel ha concretado la pasada semana los detalles de su plan de reestructuración, que supondrá la eliminación de 900 empleos en Figueruelas y que requiere apoyo financiero de los gobiernos europeos implicados por una suma de 2.700 millones de euros.

El ministro ha indicado que Opel estima que tiene un exceso de capacidad, pero ha abogado por que el ajuste recaiga en las factorías menos competitivas, y ‘Figueruelas es la planta más competitiva que tiene General Motors en Europa’.
‘Ajuste o sacrificio’

‘Todos somos conscientes de que tiene que haber ajuste o sacrificio, pero el ajuste que tenga que sufrir Figueruelas tendrá que hacerse bajo los criterios de rentabilidad y productividad, por eso es tan importante el proyecto industrial’, ha argumentado.

Sebastián, en su comparecencia ante la Comisión de Industria del Senado, ha reiterado que tanto el Gobierno central como el aragonés seguirán trabajando para hacer valer la competitividad de Figueruelas, y ha reiterado que el plan de futuro para estas instalaciones debe estar basado e criterios industriales y de competitividad.

A su juicio, el plan debe permitir el mantenimiento del mayor número de puestos de trabajo posible en la factoría aragonesa, tal y como sucedió en las negociaciones desarrolladas con Magna, la firma austríaca que ha pretendido comprar Opel el pasado año.
Coche eléctrico

En otro orden de cosas, Sebastián ha confirmado que el próximo 6 de abril se presentará la estrategia integral de coche eléctrico, y recordó que, en el marco de la Presidencia española de la Unión Europea, se ha fijado como objetivo que en el Consejo de Competitividad que se celebrará en mayo, se planteen los compromisos a asumir por parte de los estados miembros para impulsar la industria y el uso de este tipo de vehículos.

El titular de Industria ha repasado las actuaciones del Gobierno en relación con el sector del automóvil, como el Plan 2000E o el Plan de Competitividad dotado con 800 millones de euros, que ha facilitado la adjudicación de cinco nuevos modelos y de una nueva familia de motores a varias plantas españolas.

También ha resaltado que este año se pondrá en marcha una línea de avales específica para la industria del automóvil, dotada con mil millones de euros, con el objetivo de facilitar la financiación de nuevas inversiones.

Críticas al PP El senador del PP por la circunscripción de Zaragoza José Atarés ha reclamado al ministro de Industria, Miguel Sebastián, que no convierta su ‘discreción’ en ‘inacción’ ante el proceso de reestructuración de Opel, que incluye el despido de 900 trabajadores en la factoría que esta empresa tiene en Figueruelas (Zaragoza).

Comenta o Pregúntanos