París 2010: Opel Astra GTC París

París 2010: Opel Astra GTC París

Ya lo decíamos hace unos meses, y ahora que hemos podido verlo en persona, nos ratificamos: Opel ha conseguido que hagamos borrón y cuenta nueva con el Astra GTC París. No nos queda otro remedio… y tampoco es que nos duela lo más mínimo, todo lo contrario. Así como el modelo convencional nos deja sin otro remedio que protestar ante la tendencia actual de crear coches como si fueran tostadoras (igual te da franceses que alemanes; todos parecen salir del mismo molde) este OPC con otro nombre exuda fuerza a través de cada una de sus nervaduras, transmitiendo los 290 caballos de potencia que atesora su motor 2.0 turbo.

Gallery: París 2010: Opel Astra GTC París

El interior, bien, gracias. Hubiéramos querido un poco más de personalización (relojes adicionales o toques más ci-fi), pero cuesta reprochar nada al bien resuelto habitáculo del Astra, y con los butacones montados por Opel (que desde hace años sobresale en la ergonomía de los asientos) el conjunto se completa de forma muy satisfactoria. Compruébalo tú mismo en la galería.

PD: Por si no te has dado cuenta, parece que el rojo manzana de caramelo es el nuevo blanco perla. Increíble la aceptación que está teniendo el color entre los fabricantes.

Gallery: Opel GTC París

Comenta o Pregúntanos