SEAT incorpora en toda la gama el sistema de mantenimiento variable

SEAT incorpora en toda la gama el sistema de mantenimiento variable

A partir de ahora todos los modelos de la marca SEAT tendrán un nuevo sistema de mantenimiento variable que permitirá ajustar los periodos de revisión en función del uso que se haga al vehículo. Así se podrán reducir costes en el caso de no hacer un uso intensivo del vehículo, al igual que adecuar el mantenimiento al uso específico que se le haya dado.

Aprovechando este nuevo sistema, SEAT ha incorporado en toda la gama el indicador de cambio de marcha óptimo, con lo que se pretende lograr un consumo más reducido, y por tanto, también menores emisiones. El display en la instrumentación indicará según el tipo de conducción que realicemos la velocidad más apropiada que debemos insertar. Anteriormente este elemento sólo estaba incluido en las versiones Ecomotive.

NOTA DE PRENSA

Nuevo sistema de mantenimiento variable en la gama SEAT

• Permite prolongar notablemente los intervalos de mantenimiento
• Informa sobre los kilómetros que faltan hasta el siguiente servicio
• La gama SEAT también incluye de serie el indicador de marcha recomendada

La gama SEAT incorpora como novedad el sistema de mantenimiento variable (WIV), que permite prolongar notablemente los intervalos entre servicios e informa a tiempo al conductor sobre cuántos kilómetros faltan por recorrer hasta el siguiente servicio. Este sistema advierte al conductor en caso de bajo nivel de aceite o del desgaste de las pastillas de freno, dependiendo de las condiciones de uso del vehículo y de la forma de conducir.

De esta manera, gracias al sistema WIV (Wartungs Intervall Verlängerung) ahora son posibles intervalos de hasta 2 años o como máximo 30.000 kilómetros, consiguiendo una reducción de los trabajos y los gastos de mantenimiento.

La estimación de los intervalos de servicio se consigue mediante un algoritmo en el cuadro de instrumentos que recalcula continuamente el intervalo de servicio según los parámetros de temperatura del aceite, índice de hollín, consumo de combustible por cilindro, índice de desgaste del aceite y el tiempo. En el funcionamiento del sistema WIW intervienen el cuadro de instrumentos, la centralita de encendido y un sensor de nivel y temperatura de aceite alojado en el cárter.

Asimismo, son muchos los beneficios que aporta el sistema WIV, ya que al prolongarse los intervalos entre servicios se reduce la demanda de aceite del motor a lo largo de toda la vida útil del vehículo al requerirse menos cambios de aceite. También beneficia al medio ambiente ya que tienen que eliminarse menos residuos de aceite usado.

Con la introducción del sistema WIV, también se incluye en la gama SEAT el indicador de marcha recomendada dependiendo de la situación de conducción. De esta forma, la información se muestra a través del cuadro de instrumentos e indica cuál de las velocidades es la más adecuada en cada momento. Sin duda, este elemento proporciona una conducción más confortable y eficiente, influyendo directamente en la reducción tanto de los niveles de consumo como de emisiones.

Comenta o Pregúntanos