Toyota para máquinas por los fallos

Toyota para máquinas por los fallos

Toyota Motor ha decidido suspender de manera temporal la producción cinco plantas norteamericanas por las llamadas a revisión de algunos de sus modelos, mientras que la prensa nipona especula con una medida similar en Europa.

Según ha confirmado la compañía con base en Tokio, el primer fabricante mundial de automóviles dejará de vender ocho modelos en Estados Unidos, llamados a revisión por problemas de seguridad.

Todos ellos estaban entre los 2,3 millones de vehículos llamados a revisión en EEUU por posibles problemas en el pedal del acelerador que en algunos casos se había atascado y provocado una aceleración involuntaria del vehículo.

Debido a la suspensión de ventas, Toyotaparará la producción de estos vehículos en cuatros plantas de EEUU (dos en Indiana, una en Kentucky y otra en Texas) y una de Canadá durante una semana desde el 1 de febrero para evaluar sus actividades de ensamblaje.

Esta última llamada a revisión de Toyota se añade a los 4,2 millones modelos de Toyota y Lexus que también tenían problemas con el acelerador, ya que éste podía quedar pegado a alfombrillas defectuosas.

Un total de 1,7 millones de unidades podrían ser incluidas en ambos grupos de revisión.

Según fuentes consultadas por el diario nipón Nikkei, Toyota podría llamar a revisión a otros dos millones de sus modelos en Europa por problemas similares con los aceleradores.

Si las divisiones de Europa llaman a revisión a alrededor de dos millones de vehículos, la cifra total de automóviles afectados podría ser superior a la mitad de todos las unidades vendidas por el grupo Toyota en 2009 en todo el mundo.

Según el diario Nikkei, Toyota está intentando determinar el número de coches que deberán ser revisados en Europa. Toyota ha asegurado que las medidas tienen como objetivo mejorar la seguridad de sus coches y ayudar a que los consumidores recuperen la confianza.

En la Bolsa de Tokio, los inversores recibieron la noticia de manera negativa a primera hora, provocando una caída en la cotización de las acciones del primer fabricante mundial de automóviles.

Comenta o Pregúntanos