Volkswagen: “El peor año de la crisis aún está por llegar”

Volkswagen: “El peor año de la crisis aún está por llegar”

La crisis que afecta a la industria automovilística podría durar bastante más de lo que los expertos pensaban. Eso es lo que se teme la cúpula directiva que rodea a Martin Winterkorn al frente del consorcio Volkswagen Group, tal y como publica “Automobilwoche”. La afirmación se basa en un comunicado confidencial enviado por el responsable financiero del grupo, Hans Dieter Pötsch, al equipo de dirección.

Pötsch expresa sus temores asegurando que “el año más crítico de esta crisis aún está por llegar”. Explica que el sector sigue sometido a los problemas de sobrecapacidad, la presión bajista de los precios y el riesgo de insolvencia que planea sobre proveedores y empresas de comercialización.

Volkswagen calcula que entre 2007 y 2018 el mercado automovilístico mundial perderá unas ventas de alrededor de 67 millones de coches en relación a las previsiones que se manejaban antes de la crisis. “Esto equivaldría a perder un año comercial completo durante ese periodo de tiempo”, afirma el máximo responsable de ventas del consorcio, Detlef Wittig, en el mismo escrito. Una situación que echa por tierra todas las previsiones de la compañía en relación a las ventas y, por supuesto, a los resultados financieros.

Pötsch sospecha, con toda lógica, que la paulatina desaparición de las ayudas gubernamentales a la compra de coches llevará a una reducción de las matriculaciones en el mercado europeo, mientras que se mantendrán el exceso de capacidad productiva y la presión por reducir el precio de los automóviles. Otros problemas añadidos son el riesgo de insolvencia que amenaza a un gran número de proveedores y concesionarios, junto a un empobrecimiento del “mix” de productos debido a la tendencia del mercado hacia coches cada vez más pequeños y baratos que le reportan menores beneficios al fabricante.

A pesar de todos estos temores,Volkswagen no renuncia a su plan estratégico de crecimiento bajo el lema “Mach 18”. Un plan enfocado a desbancar, como muy tarde en el 2018, a Toyota de su puesto de mayor fabricante de automóviles del mundo. VW esta decidido a seguir vendiendo coches obteniendo beneficios y a aumentar su cuota de mercado a base de obtener una mayor productividad y un férreo control de gastos.

Comenta o Pregúntanos