¿Y si el barril de crudo llega a 100 dólares?

¿Y si el barril de crudo llega a 100 dólares?

Los países miembros de la OPEP han mantenido sin cambios sus cuotas de producción en una reunión en Quito, pero mostraron una falta de consenso sobre qué hacer si el precio del barril de crudo llega a los 100 dólares.

En su declaración conjunta, los doce miembros se mostraron tranquilos ante la subida reciente del crudo hacia los 90 dólares en Nueva York, un nivel que, según el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Abdalla Salem El-Badri, “no perjudica el crecimiento” mundial.

El incremento está apuntalado por una recuperación económica más enérgica de lo previsto y un aumento de la demanda de energía en China, India y Estados Unidos, principalmente. Pero la OPEP ve también que el alza de consumo de petróleo probablemente se ralentizará en 2011, que Europa puede caer “en una segunda crisis bancaria” y que existe una capacidad de producción adicional “amplia” en el sector.

Esas son las razones que esgrimió en su comunicado final para mantenerse impasible ante la escalada del crudo, que se había quedado en la franja de 70 a 80 dólares durante casi todo el año, pero que el pasado martes subió a los 90 dólares en la bolsa de Nueva York, tras lo cual ha retrocedido algo más de dos dólares. Algunos analistas prevén que esa escalada pasará por primera vez en dos años la barrera de los 100 dólares y, ante esa posibilidad, el comportamiento de la OPEP es aún impredecible.

En el lado de los cautos están Angola y Arabia Saudí, el mayor exportador del mundo y, por ende, el miembro más influyente de la OPEP, mientras que Irán, Venezuela y Libia han dicho que quieren que el barril se cotice a tres dígitos. El ministro de Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudí, Ali al-Naimi, ha afirmado que el rango de precio por barril de “70-80 dólares está bien”.

Y el titular de Petróleo de Angola, José Maria Botelho de Vasconcelos, ha indicado que se siente cómodo con un barril de petróleo a 90 dólares, al tiempo que afirmó que, si el valor del crudo subiera excesivamente, la OPEP debería tomar medidas para frenarlo.

Desde el otro bando, el ministro de Petróleo iraní, Masud Mir-Kazemi, ha dicho que “cien dólares de precio nominal es bueno”. Su país es el segundo mayor productor de petróleo del cartel, tras Arabia Saudí, y ha asumido la presidencia temporal de la OPEP de manos de Ecuador. En sus posiciones cuenta con el apoyo del responsable de Energía y Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez. “Creemos que el curso que está tomando el precio del petróleo está orientado hacia el precio que nosotros consideramos justo, que son los cien dólares por barril”, ha afirmado Ramírez.

Por su parte, el jefe de la delegación libia ante la OPEP, Shokri Ghanem, también ha abogado por un barril a ese valor y ha remarcado: “cuando pensemos que hay escasez de abastecimiento en el mercado, por supuesto que elevaremos nuestra producción, pero eso no es una función del precio”.

En lo que sí coincidieron los ministros en la reunión es que no hay ningún problema en el mercado petrolero en este momento, lo que probablemente explique por qué el encuentro duró tan solo unas dos horas, mucho menos de lo previsto.

“Los factores fundamentales son buenos. El mercado está en equilibrio ahora”, ha dicho Al-Naimi. Por su parte, El-Badri ha dicho que la organización sólo cambiará su nivel de bombeo si ve un problema en la relación entre oferta y demanda, en los inventarios y la capacidad de producción, los elementos “fundamentales” del mercado petrolero.

Ese no es el caso ahora, a juicio del secretario general, quien dijo que los inventarios mundiales son superiores en siete días de consumo a la media de los últimos años. “Hay mucho petróleo en el mercado. No hay escasez en absoluto”, ha recalcado.

El-Badri no quiso decir qué nivel de precios motivaría un aumento de la cuota de producción de la OPEP, que está fija desde hace dos años, e insistió en que el cartel prestará atención a las condiciones del mercado y no al valor al que llegue el barril de crudo.

“Si las bases fundamentales son correctas y el precio se dispara a 147 (dólares), como ocurrió en 2008, no es nuestro problema, es problema de la especulación, y no interferiremos”, ha remarcado. Aún así, el ministro ecuatoriano de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pástor, ha afirmado que el cartel podría convocar una reunión extraordinaria si el precio del crudo llegara a los 100 dólares.

Comenta o Pregúntanos