A 180 km/h por el centro de Madrid en un Seat 124

A 180 km/h por el centro de Madrid en un Seat 124

Ayer sábado leía en Internet una curiosa noticia, que podríamos catalogar en la categoría de “Sucesos”, pero con un trasfondo automovilístico de lo más peculiar. Puede que nos impresionase el conductor cazado por el centro de Vigo en un Audi R8, iba a 179 km/h, pero conducía un superdeportivo nuevo. ¿Qué hay de un Seat 124 de finales de los 70 a 180 km/h por el centro de Madrid? Parece una escena salida de los mejores tiempos de “El Vaquilla” o “El Pera”, pero es mucho más reciente y surrealista.

Todo comenzaba a las 3 de la mañana del sábado, cuando unos agentes de Policía observaron a un Seat 124 saltarse un semáforo en rojo a la altura del Paseo de Extremadura, en Madrid. Tras intentar hacer parar al vehículo con señales luminosas y acústicas comprendieron que los ocupantes del clásico español no tenían intenciones de parar. Se iniciaba una persecución en la que se dice el 124 llegó a alcanzar los 180 km/h y que terminó varios minutos después en la localidad de Fuenlabrada.

El coche llegó a circular más de 300 metros en dirección contraria, obligando a un autobús nocturno a saltarse una mediana para no provocar un accidente. Tras salir de Madrid perseguidos por varios coches de Policía llegaron a Fuenlabrada, donde debido supuestamente a una velocidad excesiva el conductor perdía el control, impactaba contra un coche de la Policía y era retenido. Los ocupantes del coche escaparon por su propio pie y emprendieron una huida por las calles de Fuenlabrada, hasta que fueron arrestados por las fuerzas del orden.

Ofrecieron resistencia al arresto por lo que se les imputan varios delitos contra la seguridad vial y atentado contra la autoridad. La noticia no explica mucho más y deja muchas incógnitas, ¿en qué punto se puso ese Seat 124 a 180 km/h? ¿Cómo se contabilizó dicha velocidad? ¿Cuál era la procedencia del coche? Por lo poco que podemos inferir, si iba a 180 km/h, el 124 distaba mucho de la producción en serie, y es muy posible que se tratase de una preparación de Seat Sport con motores potenciados.

Esa incógnita la despejaba la Policía, que difundía una foto del vehículo, un Seat 124 2000. Un vehículo muy serio lanzado a finales de los años 70 y muy asociado al fenómeno “quinqui” de los años 80 al que hemos hecho referencia al inicio de este artículo. Un coche muy serio con un motor de 1.920 cc que desarrollaba 114 CV de potencia con un carburador Weber de doble cuerpo. No parecen muchos CV, pero pesaba menos de 1.000 kg, era de propulsión y tenía frenos de disco en las cuatro ruedas.

En las manos adecuadas y con una preparacion muy ligera era toda una bestia para los rallies… o para escapar de la Policía si se daba el caso.

Comenta o Pregúntanos