Audi A3 e-tron concept

Audi A3 e-tron concept

Es un prototipo híbrido que se puede enchufar a la red eléctrica para recargar su batería. Deriva del Audi A3 concept, un modelo con el que Audi muestra algunos detalles del próximo A3. Audi utiliza indistintamente la denominación e-tron para prototipos híbridos y eléctricos. Tiene cuatro plazas.

Al igual que el A3 concept, el A3 e-tron mide 4,44 m de longitud (por lo tanto es mayor que el BMW Serie 1 Coupé), 1,84 m de ancho y 1,39 m de alto. Su distancia entre ejes es 2,63 m; mayor que la de un A3 actual y menor que la de un A4.

Lleva un motor de gasolina de 1,4 l de cilindrada que Audi denomina «TSI». Es de inyección directa de gasolina y tiene doble sobrealimentación. Da 211 CV de potencia máxima. El motor eléctrico da 27 CV de potencia y la batería que lo alimenta (de 12 kWh de capacidad) está situada detrás de los asientos traseros restando espacio de carga al maletero: tiene 410 l de capacidad, 30 l menos que el del A3 concept.

Según Audi, con la batería completamente cargada, el A3 e-tron puede recorrer hasta 54 km sin que el motor de gasolina entre en funcionamiento. La batería se recarga conectándola a la red eléctrica y en las fases de deceleración. Cuando se mueve impulsado exclusivamente por el motor eléctrico, la aceleración debe ser pequeña pues su peso es muy elevado — 1.720 kg — para la potencia disponible.

Audi A3 e-tron. Prototipo 2011.La potencia conjunta del motor eléctrico y el de gasolina es 238 CV. Si los dos funcionan a la vez, el Audi A3 e-tron puede acelerar desde parado hasta 100 km/h en 6,8 segundos y su velocidad máxima es 231 km/h.

La caja de cambios es automática de doble embrague («S tronic») y su funcionamiento puede ser completamente automático o manual eligiendo cada marcha accionando unas palancas que hay detrás del volante. Las posiciones «R», «N» y «D» se eligen pulsando unos botones que hay entre los asientos delanteros. La posición «P» («Parking») se conecta automáticamente cuando se acciona el freno de estacionamiento (que es eléctrico). Este cambio de marchas viene con una función que permite salir desde parado con la máxima aceleración y sin hacer deslizar mucho las ruedas motrices. Las cuatro ruedas son de medidas 245/30. El control de estabilidad tiene un modo de funcionamiento «Sport» y se puede desconectar por completo.

La carrocería tiene algunas soluciones para que sea ligera: el capó, las puertas y la tapa del maletero son de aluminio. La parte inferior está hecha con planchas de metal de distinto grosor. También tiene algunos detalles de aluminio y fibra de carbono reforzada con plástico («CFRP»). Audi no dice que tengan una influencia clara en el peso, más bien parece que estos últimos son detalles decorativos.

Audi A3 e-tron. Prototipo 2011.En la instrumentación, donde muchos coches llevan el cuentarrevoluciones, el A3 e-tron tiene un indicador que señala la potencia total que se está utilizando (en una escala de 0 a 100) y qué motores están interviniendo para impulsar el coche (el eléctrico, el de gasolina o los dos a la vez).

Como en otros Audi, entre los dos indicadores principales de la instrumentación, hay una pantalla que, entre otras funciones, muestra gráficos sobre el estado y funcionamiento del sistema híbrido. Esta información también puede aparecer en la pantalla central. Ésta junto con los mandos situados entre los asientos delanteros, forman parte del sistema que Audi denomina MMI («Multi Media Interface»).

Comenta o Pregúntanos