Chrysler renovará sus monovolúmenes en 2013, incluyendo una opción híbrida

Chrysler renovará sus monovolúmenes en 2013, incluyendo una opción híbrida

Con Chrysler llevamos una temporada que todo parece nuevo, bonito o al menos reluciente, pero no podemos ignorar el hecho de que el grupo ahora dirigido por Sergio Marchionne debe su existencia a sus monovolúmenes. Frente a las paupérrimas cifras de ventas obtenidas por buena parte de sus productos, las minivans de Chrysler siempre han gozado de una excelente aceptación, tanto entre particulares como empresas de flotas, y de no haber sido por ellas la crisis del fabricante estadounidense hubiera terminado de forma dramática. Poco más o menos todos conocemos a alguien con un Voyager, y si viajas a Estados Unidos con los amigos, será raro (pero raro) que no te ofrezcan para alquilar un Dodge Grand Caravan; de hecho, todos los años tenemos uno cada vez que viajo al CES con Engadget.

Ahora, corresponde a Fiat supervisar el desarrollo de nueva generación, y Marchionne se ha propuesto empezar de una hoja en blanco.

Gallery: Chrysler Town & Country 2011

Lo más importante que has de saber (y casi lo único, porque tampoco se han dado muchos detalles) es que el jefe de los grupos Chrysler y Fiat no pretende ceder ni un centímetro ante la competencia, por lo que en lugar de actualizar la base actual y cruzar los dedos, sus diseñadores e ingenieros crearán una arquitectura totalmente nueva que redundará en un vehículo mucho más versátil, y que además, permitirá el desarrollo de otros tipos de vehículos. La meta es que todos los coches del Grupo Chrysler se fabriquen sobre cuatro o cinco plataformas, incluyendo un monovolumen más pequeño que podría hacer compañía a los actuales Town & Country/Grand Voyager y Grand Caravan.

Uno de los detalles más interesantes de esta plataforma, que podrá aceptar tracción a las cuatro ruedas, será su capacidad para funcionar en modo híbrido, puesto que está siendo desarrollada para aceptar la misma combinación de motor de explosión y a baterías que también será instalada en el Chrysler 300. El modelo híbrido será fabricado junto al resto de la familia en Canadá, y podría estar a la venta en 2013, 2014 a más tardar. Para entonces, la integración de Chrysler con Lancia será tan profunda, que posiblemente el mismo coche será vendido a ambos lados del charco con un simple cambio de nombre.

Gallery: Dodge Grand Caravan 2011

Comenta o Pregúntanos