¿El Mustang “global” ocupará el lugar del Focus tres puertas?

¿El Mustang “global” ocupará el lugar del Focus tres puertas?

Mucho hablamos en su momento de un sucesor espiritual del Capri, de un Focus coupé en respuesta al Scirocco, pero en la presentación del modelo del óvalo azul, la gente de la marca nos borró por completo esa idea de la cabeza. Si los clientes querían un tres puertas, tenían que mirar al Fiesta, y por otra parte, el futuro no dará lugar a modelos deportivos exclusivos para mercados concretos. La estrategia global de Ford que ahora impera en la marca piensa en grande, en poder vender cada coche en todos los mercados posibles, y en este caso no iba a ser menos.

Por eso, cuando uno tiene que pensar en el futuro inmediato de Ford, y su respuesta “deportiva” en un ranto de precio de los 30.000€, tiene que mirar a 2014 aproximadamente, y pensar en clave de Mustang. Sí, porque el próximo Mustang, y tú ya lo sabes bien, será un modelo de comercialización global, para todos los mercados, que tendrá que satisfacer las demandas de cada país donde se venda.

Su papel en EEUU está claro. Pero, ¿qué papel tendrá en Europa? Pues uno bien distinto al del Camaro.

Equipado con motores de cuatro cilindros EcoBoost como acceso de gama, y con una nueva suspensión independiente trasera, el nuevo Mustang será más compacto y ligero que el actual, más cercano a las tendencias actuales, tanto a nivel de técnica en motores, como a nivel de consumos o comportamiento.

De esta manera, el Mustang tendrá que ser una respuesta a coches como el FT-86 de Toyota, el Genesis Coupe de Hyundai, el TT de Audi o el RCZ de Peugeot. El posicionamiento está claro: un deportivo de motor delantero longitudinal, colocado tras el eje, enviando unos 250 caballos a las ruedas traseras, embutido en una carrocería fiel a los principios Mustang, y con un precio que debería situarse en torno a los 30-35.000€ en su variante de acceso, para ir escalando hasta el cielo con versiones V8 capaces de rivalizar con los M3 de BMW y compañía.

Entendiendo este posicionamiento de un modelo tan carismático como es el Mustang, con un precio que le permitirá venderse como pan caliente, se entiende que Ford pase de ofrecer un “Capri” o un “anti-Scirocco”, pues no tendría cabida en su gama de modelos.

Ahora solo cabe cargarnos de paciencia para esperar otros dos años y pico más antes de conocer a este Mustang europeizado.

Comenta o Pregúntanos