Entra en funcionamiento un nuevo radar de tramo en la N-I

Entra en funcionamiento un nuevo radar de tramo en la N-I

Ya ha entrado en funcionamiento de manera muy discreta un nuevo radar de tramo de en España. Hasta ahora sólo había dos, uno de ellos situado en el túnel de Guadarrama (AP-6, sentido Coruña) y otro en la A-7, en la provincia de Málaga. El nuevo radar de tramo está bajo jurisdicción del País Vasco, y será la policía autonómica la que gestione las multas. Vayamos al grano: está situado en la N-I, controlando la velocidad media de los vehículos que circulen entre las localidades de Ordizia e Irura.

Controla la velocidad en sentido San Sebastián, un tramo de superficie de 19 kilómetros de longitud. Es el primer radar de tramo situado en superficie – y no en un túnel – y también el primero en no estar ubicado en una autopista. El límite de velocidad en dicha vía es de 100 kilómetros por hora para los turismos y 90 km/h para los camiones. El radar ya ha comenzado su fase de pruebas: notificará las sanciones a los infractores, pero sólo empieza a multar a partir del próximo mes de junio.

Este tramo es uno de los que acumulan una mayor siniestralidad en el País Vasco, por lo que la directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Amparo López Antelo, quiere un tráfico menos turbulento. Es además un tramo que cuenta con un tráfico de camiones muy alto, de cerca del 20% del total. No sabemos si ha habido quejas por parte de alguna asociación, pero lo cierto es que es un tramo muy extenso, en el que un desliz con el velocímetro puede garantizarnos una receta jugosa y nada agradable.

Por el momento el Gobierno Vasco ha comprado un equipo de medición de velocidad media, que instalará en este tramo. No obstante, irá rotando por diferentes tramos. Un dato, la red viaria vasca tiene hasta 26 tramos diferentes considerados peligrosos. En función de su eficacia – convendría aclarar en qué términos – el Ejecutivo adquiriría otro equipo de radar. López Antelo sí ha confirmado que el radar no se moverá hasta finales de año, con seis meses de funcionamiento ya sancionador encima.

Comenta o Pregúntanos