España: El nuevo Nissan Micra ya está aquí

España: El nuevo Nissan Micra ya está aquí

Desde noviembre, Nissan acepta pedidos de la cuarta generación -tercera en España- del Micra, pero hasta hace unos días no se habían iniciado las entregas. El nuevo polivalente llega en un formato diferente, enfocado para un público menos selectivo, que ante todo quiere un coche económico, tanto a la hora de adquirirlo, como en el día a día.

Allá por el mes de septiembre Nissan invitó a distintos medios de comunicación a la presentación internacional en Dinamarca. Sin embargo, al no estar en el escenario habitual las pruebas se realizaron con un poco más de cuidado, por aquello de las multas, radares y desconocimiento general de la zona. Esta mañana, la firma nos volvió a convocar pero ya en Madrid, un emplazamiento mucho más familiar para nosotros en el que poder probar más libremente sus aptitudes.

Gallery: Nissan Micra en Madrid

La gama inicial del Micra se limita a un único motor 1.2i 12v con 80 CV y tres cilindros. Es un bloque totalmente nuevo, en el que el nivel de vibraciones ha sido muy trabajado para que no sea superior al de un motor de cuatro cilindros, al igual que la sonoridad. Otro requisito importante era reducir los consumos, y parecen haberlo conseguido viendo el consumo medio de sólo 5,0 L/100 km, y unas emisiones de 115 g/km de CO2. Por la M30 madrileña, a 80-90 km/h la media registrada en el ordenador fue de 4,9 L/100, mientras que en uso más intensivo, sin piedad con el acelerador y otro ciclo ya urbano con mucho atasco, la máxima lograda fue de 8,7 L/100.

Respecto a los consumos que conseguí en Dinamarca, esta unidad ha sido más frugal, y eso que sólo contaba con menos 100 km al inicio de la prueba. Es de suponer que con algo más de rodaje la situación mejore un poco más, lo que explica que no haya ningún diésel previsto para Europa (en la India, lugar donde se fabrica, hay un 1.5 dCi de 65 CV).

En comparación con el anterior Micra es incluso más económico que el diesel dCi, lo que dice mucho de este pequeño tres cilindros. La sonoridad en uso convencional se mantiene en límites muy reducidos, y sólo apurando al máximo sus posibilidades se cuelan más decibelios de los deseables en el interior, especialmente por una insonorización poco cuidada.

Que el motor utilizado tenga sólo 1,2 litros no implica que sea un coche perezoso o con falta de brío. Si bien es cierto que hasta las 3.500 rpm comienza a mostrar su mejor cara, es justo decir que tiene buenos bajos y no se atraganta con marchas largas. El corte de inyección, al menos en nuestra unidad, dejaba bien atrás la línea roja del cuentavueltas (fijada en 6.500 rpm), y para tener 80 CV en total, se mueve con mucha soltura, sobre todo en el ámbito urbano al que va dirigido. Tanto el tacto del cambio como el de la dirección son correctos, algo áspero el primero y muy acertada por su asistencia la segunda. Sólo he tenido una pega durante el recorrido, y ha sido por culpa de la alfombrilla del suelo, que se atascaba continuamente con el pedal de embrague y condicionaba su recorrido.

Al volante la postura es cómoda, quizás algo elevada incluso en la posición más rebajada del asiento (para aquellos que somos altos). Por ergonomía no se pueden poner muchos reproches, salvo por los mandos del ordenador de viaje, emplazados en la parte inferior izquierda del salpicadero y que obliga a retirar la mirada para manipularlos.

La unidad probada estaba asociada al nivel de terminación Tekna Premium, es decir, la más completa de cuantas se venden en España. De serie no se echa de menos absolutamente nada, y desde el ESP hasta el sistema de navegación con pantalla táctil, climatizador automático o techo panorámico están incluidos. Otros detalles que incorpora son el medidor lateral que avisa si podemos realizar una maniobra de aparcamiento, el sensor posterior de parking, puerto USB, espejos abatibles con mando eléctrico, llantas de aleación, faros antiniebla, control de velocidad, etc. No habrían estado mal los elevalunas eléctricos posteriores o el espejo interior fotosensible, pero dado el corte económico del modelo tampoco es excesivamente criticable.

Según las previsiones de Nissan, esta versión se llevará el 10% de las ventas, dejando la mayor parte de las ventas para los Acenta y Tekna. El único que no merece la pena de todos es el Visia (con otro 10% en las estimaciones), pues carece de aire acondicionado y cuesta apenas 500 € menos que los Acenta (que incluyen climatizador automático, control de velocidad, Bluetooth, volante en piel, equipo de sonido, etcétera).

Lo que no tiene solución en ninguno de los acabados propuestos es el aspecto de los plásticos. Ni siquiera el Tekna Premium probado tiene algo de presencia, resultando siempre de calidad pobre y más propia de un modelo low-cost. Ahora el Micra es un automóvil enclavado en la parte baja del segmento B y en Nissan han apostado por una rica dotación en detrimento de una apariencia más resultona, y aunque puede ser una postura inteligente, no termina de entrar por los ojos. Los tiradores de las puertas, la tapa de la guantera superior y algunos plásticos de la consola central carecen de la consistencia habitual de los vehículos de este segmento, y pese a que los ajustes son bastante buenos, tampoco están al nivel de los últimos productos de la firma.

La habitabilidad se puede considerar buena teniendo en cuenta las dimensiones contenidas de su exterior, de sólo 3,78 metros, y muy alejadas de otros polivalentes que ya por norma rondan los cuatro metros e incluso los superaran. La anchura no sobra en las plazas traseras, pero hay que reconocer que en este contacto madrileño hemos ido tres personas de talla XL y no hemos encontrado problema alguno. El maletero también presenta una capacidad razonable, aunque no parece acertada la eliminación de la banqueta posterior deslizante presente en los anteriores (y en el Yaris entre los modelos rivales), y que tanto juego daba a la hora de ganar espacio para las piernas o volumen de carga.

Para entender el nuevo Micra parece claro que primero hay que cambiar el chip. Si el anterior estaba dirigido a una clientela selecta, más “chic” y femenina, el nuevo llega para gustar a todos por su sencillez, economía de mantenimiento y precio ajustado. Esto hará que muchos de los actuales propietarios de un Micra se sientan algo decepcionados con el nuevo (y Nissan lo sabe), pero también les hará ganar nuevos clientes que anteriormente no habrían pensado en este modelo por sus especiales características. Por tanto, lo que se va de un lado, lo ganan sobradamente de otro (o eso esperan).

Las novedades relativas al Micra no terminan aquí. La nueva plataforma V, estrenada en este modelo, ha sido pensada para soportar muchos más caballos que los 80 extraídos del 1.2i 12v, y por eso a mediados de año estarán listas las primeras unidades (se han retrasado unos meses) del bloque conocido por el momento como “Supercharged”. Tendrá 99 CV y un par máximo de 145 Nm, estará asociado al sistema Stop&Start y lo más interesante es que sus consumos serán los mejores del segmento, con una media homologada de sólo 4,0 L/100 y unas emisiones de 95 g/km de CO2. Con estos datos la duda sobre un supuesto diesel debería disiparse ante la imposible amortización en el tiempo del coste adicional que tienen los actuales common-rail. El sistema de arranque y parada no será exclusivo de este motor sobrealimentado, y a mediados de año también llegará al de 80 CV.

A sus mandos el Micra se siente ligero, ágil y bastante rápido de reacciones. A pesar de tener unas suspensiones que no disimulan los balanceos, su pisada es estable y sólo al límite pierde algo de motricidad, especialmente por culpa de unos neumáticos ecológicos que no son precisamente “lo más” en agarre. En ciudad, su entorno natural, se comporta de maravilla. Tanto la visibilidad como sus dimensiones recortadas permiten corretear sin problemas entre el caótico tráfico de las grandes ciudades. La respuesta al acelerador no siempre es inmediata, y aunque haya que jugar con el cambio para contar con suficiente brío, su manejo es cómodo y eficaz.

La dotación al completo de los Micra se resume de la siguiente manera:

VISIA

* ABS + EBD
* Control de estabilidad ESP
* Dirección asistida eléctrica
* Elevalunas eléctricos delanteros
* Cierre centralizado con mando
* Cierre de puertas automático
* Ordenador de viaje
* Paragolpes pintados
* Cojín en asiento del copiloto abatible
* Asiento posterior partido
* Posa-latas (2)

ACENTA

* • Espejos retrovisores y manillas de puertas pintados
* • Llantas de acero de 15 pulgadas
* • Moldura negra en pilar B
* • Detalle cromado en parrilla
* • Climatizador automático
* • Control y limitador de velocidad
* • Retrovisores eléctricos
* • Apoyabrazos central delantero
* • Asiento del conductor regulable en altura
* • Volante y pomo del cambio en piel
* • Equipo de sonido con CD, toma auxiliar y bluetooth
* • Cuatro altavoces

TEKNA

* • Llantas de aleación de 15 pulgadas
* • Detalles cromados
* • Faros antiniebla
* • Sistema de navegación Nissan Connect
* • Seis altavoces
* • Conexión para iPod

TEKNA PREMIUM

* Sensor de luces
* Sensor de lluvia
* Sistema de entrada sin llave
* Arranque por botón
* Sensor de aparcamiento posterior
* Medidor lateral de aparcamiento
* Techo solar fijo
* Retrovisores abatibles con mando eléctrico

ALGUNOS DATOS

1.2i 12v Pure Drive

* Cilindrada: 1.198cc
* Potencia: 80 CV
* Par máximo: 110 Nm
* Velocidad máxima: 170 km/h
* Aceleración 0-100: 13,7 seg
* Consumo medio: 5,0 L/100
* Emisiones CO2: 115 g/km
* Peso: 915/970 kg

1.2i 12v CVT Pure Drive

* Cilindrada: 1.198cc
* Potencia: 80 CV
* Par máximo: 110 Nm
* Velocidad máxima: 161 km/h
* Aceleración 0-100: 14,5 L/100
* Consumo medio: 5,4 L/100
* Emisiones CO2: 125 g/km
* Peso: 940/970 kg

1.2i 12v Turbo Pure Drive

* Cilindrada: 1.198cc
* Potencia: 99 CV
* Par máximo: 145 Nm
* Consumo medio: 4,0 L/100
* Emisiones CO2: 95 g/km

1.2i 12v Turbo Pure Drive CVT

* Cilindrada: 1.198cc
* Potencia: 99 CV
* Par máximo: 145 Nm
* Consumo medio: 4,8 L/100
* Emisiones CO2: 115 g/km

A modo de resumen, del nuevo Micra lo más importante que se debe tener en cuenta es lo siguiente:

* Posicionamiento más modesto respecto al anterior, ahora en la parte baja del segmento B
* Motores económicos y respetuosos con el medio ambiente. Posiblemente el punto más acertado de este Micra es lo bien que va el tres cilindros, con buena respuesta y unos consumos reducidos en todo momento.
* Equipamiento completo desde el nivel Acenta
* Materiales sencillos y presentación algo espartana, con ajustes mejorables
* Diseño más homogéneo, menos femenino
* Interior amplio dadas sus dimensiones recortadas (sólo 3,78 metros)
* Radio de giro muy reducido
* Ágil y cómodo en ciudad
* Comportamiento sano y predecible en vías rápidas
* ESP y seis airbags de serie en todos los niveles
* Coste de adquisición, y mantenimiento, más reducidos

Y hablando de tarifas, los precios recomendados en España son:

* 1.2i 12v Visia 5p 11.900 €
* 1.2i 12v Acenta 5p 12.400 €
* 1.2i 12v Tekna 5p 13.150 €
* 1.2i 12v Tekna Premium 5p 14.150 €

Como promoción de lanzamiento, Nissan ofrece un descuento adicional de 1.000 € y una financiación del 0% (en operaciones a 24 meses con un máximo de 10.000 €, resto al contado), pero si eres propietario de cualquier modelo de la marca, se añaden otros 1.000 € como parte de la campaña de fidelización. En el caso de optar por un sistema de compra flexible que permite devolverlo, cambiarlo o quedarse con el coche al cabo de un tiempo fijado en contrato, la promoción es de 1.500 € a los que también se podrá sumar el de fidelización.

Cuando la gama esté al completo Nissan España espera alcanzar una cuota del segmento del 3%, cifra sensata y para nada imposible (en 2010 se vendieron 262.430 vehículos del segmento B en nuestro país). Lo que no habrá, ni a corto ni largo plazo, es una versión de tres puertas, pues se entiende que los “city-cars” ya están muy representados en la marca con los Pixo, Micra, Note, Juke y, de momento, también Cube.

Ahora sólo queda por ver cómo recibe el público la nueva generación del Micra. Posiblemente el mayor error de este modelo sea mantener el nombre, pues conceptualmente las dos últimas generaciones están en mundos distintos. De todos modos, 143.000 unidades vendidas desde su lanzamiento en España en 1992 pueden ser motivo más que suficiente para que este nuevo Micra funcione. El tiempo lo dirá.

Comenta o Pregúntanos