Nuevos BMW Performance Power Kit para los 2.0 turbodiésel

Nuevos BMW Performance Power Kit para los 2.0 turbodiésel

¿Eres el dueño de un BMW 120d, 320d o 520d? ¿Quieres más potencia para tu coche pero no quieres arriesgarte a daños mecánicos o pérdida de garantía? Estás de enhorabuena, porque BMW acaba de anunciar la introducción de nuevos Performance Power Kit para los 2.0 turbodiésel de 177 CV y su evolución actual, de 184 CV. La mejora prestacional se logra mediante un retoque electrónico fundamentalmente, pero apoyado en mejoras mecánicas.

Además del nuevo mapeado de la ECU, los intercooler crecen en tamaño para una mejor refrigeración y los ventiladores del radiador son más eficientes ahora. Las ganancias de potencia para el 2.0d de 177 CV son patentes, pues aumenta hasta los 197 CV y su par motor máximo pasa de los 350 Nm a los 390 Nm. El turbodiésel más moderno con 184 CV crece hasta los 200 CV, mientras que su par motor pasa de unos contundentes 380 Nm a 420 Nm, todo un rompecuellos.

Las mejoreas prestacionales no han sido cuantificadas con exactitud, pero BMW afirma que en promedio, la recuperación 80 km/h – 120 km/h mejora en todo un segundo. El comprador del BMW Performance Power Kit también puede si sus finanzas lo permiten, comprar el Performance Sports Silencer. Con dos colas de escape cromadas de 74 mm de diámetro, este nuevo silencioso mejora la salida de los gases de escape y además emite un sonido más deportivo, dentro de su carácter diésel.

Comenta o Pregúntanos