Opel desea competir con Citroën DS3 y Fiat 500

Opel desea competir con Citroën DS3 y Fiat 500

Los utilitarios premium y de estética chic están de moda. Lo demuestra el hecho de que desde el regreso del emblema Mini en 2001 sean bastantes las marcas que se han embarcado en el remake de un clásico, tal es el caso del Fiat 500, o en el desarrollo de un nuevo benjamín de enfoque premium, véase el Audi A1 o el Citroën DS3. Incluso hace apenas unos días os hablábamos del posible regreso del Renault 5. Pero en este caso es General Motors con Opel y Vauxhall (en Reino Unido) quien se plantea un nuevo modelo “fashion” de menor tamaño que un Opel Corsa, cuyas recreaciones podéis ver adjuntas en este artículo.

Aún no tendría nombre y dentro de Opel sería conocido bajo el nombre en clave Junior. Así confirmaba Duncan Aldred, Director de Vauxhall en Reino Unido, a la revista Auto Express el hecho de que se esté trabajando en un pequeño utilitario “juvenil, simpático y con mucha personalidad”, un modelo en el que además la variedad del equipamiento y las posibilidades de configuración serán una pieza clave del rompecabezas.

Para tratar de competir con los rivales existentes en el mercado y con los que llegarán en un futuro próximo, es de suponer que además de su diseño distinguido, contará con materiales de calidad, mejores ajustes y por lo tanto un precio superior al de otros utilitarios generalistas de su tamaño. Recordemos que Opel también trabaja en un pequeño utilitario económico para competir con el Ford Ka, entre otros, y sustituir al actual Opel Agila.

El objetivo de Opel es “meterse en el bolsillo” el mercado europeo. La renovación de los Antara, Meriva y próximamente Zafira, estará acompañada también de la llegada de modelos prometedores como el Ampera y el Astra GTC, así como sendos pequeños utilitarios económico y chic para completar las ventas del público más juvenil.

¿Tiene sentido la llegada de utilitarios pequeños bien equipados, de calidad y relativamente caros? Para Opel y para las marcas que le preceden, parece que sí. En cualquier caso lo que sí está quedando patente es la variedad cada vez mayor del mercado automovilístico para satisfacer los intereses de todo el espectro de clientes independientemente de su edad, sexo o posición económica.

Comenta o Pregúntanos