Pere Navarro quiere acabar con la Autobahn

Pere Navarro quiere acabar con la Autobahn

El director de Tráfico, Pere Navarro, ha abogado… por una armonización de los límites de velocidad en autopista en todos los países de la Unión Europea (UE) y ha desmentido que en Alemania, en donde existen tramos de autovía sin límite de velocidad, haya menos muertos por accidentes en este tipo de vías.

“Nos gustaría que la Unión Europea armonizara las velocidades máximas en autopista, de tal manera que, al cruzar unas fronteras, que no existen, no te cambien las reglas del juego”, ha señalado durante la presentación del balance que ha realizado la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) de los 10 años de la campaña ‘Noc-turnos’, realizada para fomenar la figura del conductor alternativo.

Según ha defendido Navarro, la hipotética velocidad máxima que debería fijarse como límite en toda Europa son los 120 km/h que actualmente están vigentes en España, ya que es el límite que se aplica en la mayoría de los países y además, a su juicio, representa “un equilibrio” entre las demandas de la seguridad vial, la economía, las infraestructuras y los vehículos.

Además, Navarro ha señalado, citando datos de la Unión Europea, que en Alemania, país en el que existen tramos de autopista sin limitación de velocidad, “tienen porcentualmente el doble de muertos en autopistas que en España”, con lo que se desmiente “aquello que decían todos de que en Alemania no tienen límites de velocidad y miren qué bien les va”, ha señalado en referencia a algunos sectores que defienden el modelo alemán.

“Me he quedado tranquilo”, ha afirmado el director de Tráfico, quien ha manifestado en distintas ocasiones su oposición a elevar los límites de velocidad en autopista en España, argumentando que en países como Dinamarca, en donde en 2004 se cambió de 120 a 130 kilómetros por hora el límite en las autopistas, aumentó un 20 por ciento el número de fallecidos.

En este sentido, al ser preguntado por el efecto que tuvo la bajada del límite de velocidad de 120 a 110 kilómetros por hora entre marzo y julio, ha asegurado que, según los datos que baraja la DGT, después de volver a los 120 kilómetros por hora se corre menos “que antes del plazo aquel del 110″, por lo que ha opinado que la medida “ha tenido sus efectos positivos”.

Además, ha señalado que “no hace falta encargar un estudio a la universidad de Harvard ni a Stanford” para darse cuenta de que a menos velocidad, menos accidentes o menos gravedad las consecuencias de los siniestros de tráfico.

Comenta o Pregúntanos