Volkswagen Polo R-Line

Volkswagen Polo R-Line

Volkswagen ya tiene a la venta en Europa el paquete R-Line para el Polo. Se trata de una serie de cambios estéticos tanto a nivel exterior como interior, que potencian la deportividad del conjunto sin por ello tener que comprar la variante más potente del coche.

Ya han pasado más de dos años desde que Volkswagen sacase a la venta la última generación del Polo, pero no por ello los ingenieros de la marca alemana han dejado de trabajar en él. Tras presentarlo en el Salón de Frankfurt, Volkswagen ha sacado a la venta en Europa el paquete R-Line para el pequeño de sus modelos. Se trata de un paquete que acentúa un aspecto mucho más deportivo que el de la versión convencional sin por ello obligar al cliente a comprar una versión con un motor muy potente. Además, se trata de un paquete que puede adquirirse por partes, por lo que si alguien solamente quiere transformar el exterior o el interior del coche, será posible. También se podrá elegir este paquete deportivo para todas las versiones del Volkswagen Polo.

El cambio más llamativo del exterior del Polo R-Line serán unas nuevas llantas de diseño específico, que podrán adquirirse tanto en un tamaño de 16 como de 17 pulgadas. Volkswagen también propone una serie de cambios en el frontal, donde aparece bien visible la insignia R sobre una parrilla más oscura que las de los modelos convencionales. Varía además el paragolpes delantero, con unas entradas de aire más grandes, y unos faldones laterales que hacen visualmente el coche más bajo. En la parte trasera también se ha trabajado sobre el paragolpes, en el que ahora destaca un difusor por donde asoma una salida de escape cromada.

A nivel interior se han cambiado los asientos, ahora más deportivos y que podrán ser de cuero y Alcántara si el cliente elige esta opción. También va forrado en Alcántara el volante, mientras que los abridores de las puertas y los pedales han sido fabricados en aluminio. En cuanto a los precios, estamos hablando de 1.010 euros para el acabado exterior Highline y de 1.450 euros para el Confortline. Por su parte, el paquete R-Line interior puede tener un coste que va desde los 450 hasta los 855 euros. Volkswagen no ha confirmado si estos precios son los definitivos, por lo que es probable que haya que añadirles los impuestos correspondientes en cada país.

Comenta o Pregúntanos