El nuevo Audi TT llegará en 2014

El nuevo Audi TT llegará en 2014

El nuevo Audi TT podría volver a sus orígenes y mezclar elementos de diseño de la primera generación y de la que actualmente sigue a la venta.

El nuevo Audi TT podría ver la luz en 2014 y según fuentes cercanas al proyecto han contado a nuestro compañeros de la publicación inglesa Autocar seguramente va a recuperar los elementos distintivos de la primera generación del coupé de Audi, mezclándolos con la estética moderna y deportiva de la segunda versión, que es la que actualmente sigue a la venta.

Según se ha podido desvelar, la idea es retomar los contornos marcados de formas redondeadas que le aportaban un carácter tan fuerte. Una estética que, por supuesto, se mantendría para la versión descapotable, que haría su aparición un año más tarde.

Como ocurre con el Volkswagen Golf 7 y con el Audi A3 2012, estaría basado en la plataforma modular MQB, que permitiría acortar el voladizo delantero y alargar la distancia entre ejes. Además, pese a que la longitud total probablemente no vaya a variar demasiado, las vías sí serán más anchas. Todos estos cambios supondrían una mayor estabilidad y, por tanto, una respuesta dinámica mucho más asentada.

El resto de características de diseño del nuevo Audi TT están aún por determinar, pero las mismas fuentes aseguran que es probable que monte llantas de mayor tamaño y, como consecuencia, las aletas se sobredimensionen para poder acogerlas.

Lo que es muy probable que no presente variaciones es el ‘Single frame’ hexagonal y el diseño de los faros, que sería similar al de los últimos modelos del fabricante de Ingolstadt.

En el apartado dinámico, el nuevo Audi TT seguirá apostando por la tracción delantera o la integral (según versiones), pero presentaría modificaciones importantes con el objetivo de acercarse aún más a su rival más potente, que no es otro que el Porsche Cayman. Con ese mismo objetivo, están trabajando en la inclusión de un mayor número de componentes fabricados en aluminio para reducir el peso al máximo.

Mecánicamente incluirá los bloques gasolina de 1,8 y 2,0 litros con sistema de desactivación de cilindros, así como el nuevo TDI de 150 CV. Más adelante, probablemente a comienzos de 2015 se incorporaría a la gama el propulsor de cinco cilindros y 2,5 litros que debutó en el Audi TT RS.

Comenta o Pregúntanos