El sector automovilístico, una “prioridad” para Rajoy

El sector automovilístico, una “prioridad” para Rajoy

El sector automovilístico se ha convertido en una “prioridad” para el Rajoy durante su primer año de mandato, según ha señalado el propio presidente del Gobierno durante la presentación del Plan Industrial de Renault 2014-2016.

El sector automovilístico y el empleo que genera se ha convertido en una prioridad para el Gobierno de Mariano Rajoy. Las reformas del Ejecutivo en el ámbito laboral habrían facilitado que Renault apueste por España para aumentar su producción, con su nuevo Plan Industrial de Renault 2014-2016, lo que generaría hasta 1.300 empleos.

Mariano Rajoy durante su visita a la factoría de Renault en Palencia (Castilla y León).

La última medida tomada por el Gobierno de Rajoy ha sido el Plan PIVE, al que él mismo ha calificado como un “balón de oxígeno” para el sector automovilístico. Durante su mandato, también se ha tratado de buscar medidas que impulsen a los vehículos eléctricos en el mercado.

Rajoy ha apuntado que el sector del automóvil español es una “historia de éxito”, pese a las dificultades por “las que pasó hace unos años” y ha anticipado que “lo que se ha visto en él lo veremos pronto en la economía española”.

El jefe de Gobierno también ha aludido a la reforma laboral y a los mecanismos de flexibilidad que se han introducido como uno de los argumentos que han permitido adjudicar inversiones y más carga de trabajo a las fábricas de Renault en España, aunque ha reconocido que este asunto ha suscitado mucha polémica.

Mariano Rajoy junto a los ministros de Industria -José Manuel Soria- y Empleo -Fátima Báñez- y al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, han escuchado las explicaciones del presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, sobre el nuevo Plan Industrial para las factorías españolas del productor francés, que gira en torno a unos incrementos productivos de la firma en España y que prometen asegurar su actividad durante bastantes años y ayudarán al sector automovilístico.

De los Mozos ha eludido dar una cifra concreta sobre el montante inversor que implicará esta iniciativa, aunque subrayó que será una cantidad importante, porque conlleva dos nuevas plataformas y eso supone cientos de millones de euros.

Estas plataformas se ubicarán en la planta de Villamueriel de Cerrato (Palencia) y supondrán la continuidad de la producción del Renault Mégane en su nueva generación, además de otra plataforma para modelos compactos común con Nissan, lo que no implica que sea un modelo de la firma japonesa.

La readaptación implica pasar de una producción de 180.000 vehículos este año a 280.000 durante la vigencia del plan.

Asimismo, el plan se extiende a las plantas de motores de Valladolid y de transmisiones de Sevilla, donde se espera alcanzar una producción de entre 1,3 y 1,4 millones de unidades de ambos componentes.

Desde el Gobierno, el que el sector automovilístico sea una “prioridad” para Rajoy se justifica también en que el Plan Industrial de Renault 2014-2016 vaya a crear 1.300 nuevos empleos, repartidos entre los 800 asignados a Palencia, 300 a Valladolid y 200 a Sevilla.

En el acto ha intervenido también el ministro Soria, quien ha alabado este plan por lo que tiene de referencia para la economía española y para las reglas de un diálogo social constructivo.

Fátima Báñez, por su parte, ha comentado que el éxito de Renault tiene su clave en la apuesta por la formación permanente de los trabajadores y los criterios de flexibilidad que han aplicado para sacar adelante el proyecto.

Juan Vicente Herrera ha dicho que la apuesta por España de Renault es “la demostración al reconocimiento de la valía de nuestro tejido industrial y de la formación laboral”.

Comenta o Pregúntanos