GM refuerza la batería del Volt para evitar incendios

GM refuerza la batería del Volt para evitar incendios

General Motors ha anunciado que modificará el Volt para reforzar la seguridad de sus baterías de iones de litio en caso de impacto, evitando o al menos reduciendo el riesgo de sufrir un incendio. Esta medida llega en respuesta al incidente registrado hace varios meses, cuando un Chevrolet Volt usado en los test de choque por las autoridades estadounidenses se pegó fuego seis días después de las pruebas mientras esperaba en una campa a ser destruido.

Este suceso se debió a la fuga del líquido refrigerante de la batería, por lo que GM ha indicado que en caso de impacto el sistema completo debería ser drenado antes de abandonar el coche. GM, además, retrasó el lanzamiento del Opel Ampera hasta dar con una solución, al tiempo que ofreció coches de cortesía a los compradores de un Volt e incluso la posibilidad de devolverlos (lo que me parece dar alas a los hipocondriacos, dicho sea de paso).

Las modificaciones introducidas por GM contemplan varios refuerzos en la propia estructura de seguridad que rodea al paquete acumulador, el uso de un sensor de reserva para monitorizar el contenido del depósito del líquido refrigerante de la batería y un nuevo sistema que evitará desbordamientos del mismo. La química en sí misma de las celdas de iones de litio manufacturadas por A123 es segura, de forma que no hará falta modificar la batería en sí misma.

GM no ha indicado qué piensa hacer con las unidades que ya ha vendido, pero todos los coches (Chevrolet u Opel) que sean fabricados de ahora en adelante saldrán de la cadena de montaje con estas mejoras.

Comenta o Pregúntanos