La gama Audi S se pone al día

La gama Audi S se pone al día

La gama Audi S se renueva. Analizamos todos los modelos, desde el S3 hasta el recién llegado SQ5 TDI, con sus cambios estéticos y sus modificaciones mecánicas. Toda una lista de modelos deportivos, que, como definen en la marca, son perfectamente aptos para el día a día.

La gama Audi S o, lo que es lo mismo, los deportivos para el día a día que hay en la gama de los cuatro aros, se ponen al día. Son ocho coches diferentes -13 versiones en total, si se cuentan los Cabrio, Avant y demás-, desde el compacto Audi S3 hasta el suntuoso Audi S8, pasando por el primer diésel de la historia: el Audi SQ5 TDI. Es momento de conocer cuáles son los secretos que esconde cada uno de ellos.

Audi S3 2013

El más pequeño de la familia S llegará con un desarrollo totalmente nuevo del 2.0 TFSI, que ahora alcanza los 300 CV de potencia a 5.500 rpm y genera un par de 380 Nm, constante entre las 1.800 y las 5.500 rpm. Su evolución tecnológica tiene que ver con el sistema de inyección, gracias al cual se han reducido el consumo y las emisiones, pero también con el sistema de alzada de válvulas de escape ‘Audi valvelift system’, el turbo y los materiales empleados en la fabricación de la culata. El resultado es un motor más potente, eficiente y ligero – pesa 5 kilos menos-.

Las prestaciones están a la altura de lo esperado. El Audi S3 2013 acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos si lleva cambio S tronic o en 5,4 si utiliza cambio manual. La velocidad máxima queda fijada en 250 km/h en ambos casos, mientras que el consumo medio oscila entre 6,9 y 7,0 litros.

El compacto de la gama Audi S 2013 se beneficia de la nueva plataforma modular transversal, más ligera que la anterior y, al mismo tiempo, más rígida. El peso total queda fijado en 1.395 kilos, lo que supone 60 menos que el S3 anterior. Su tren de rodaje va 25 mm más cerca del suelo y sus ruedas de serie son de medida 225/40, con discos delanteros de 340 mm que incluyen pinzas en negro con la inscripción S3.

Tanto la parrilla Singleframe específica de los modelos S como las taloneras o los paragolpes diferencian al Audi S3 2013 del Audi A3 2012. También los hace su cuádruple salida de escape o los colores exclusivos de carrocería. En el interior, las esferas del cuadro de instrumentos son grises con agujas en blanco, los asientos deportivos son nuevos y los pedales son de aluminio. El sistema drive select para elegir los modos de conducción viene de serie y algunos asistentes a la conducción como el control de crucero adaptativo o el reconocimiento de señales forman parte del catálogo de opciones.

El Audi S3 2013 sale a la venta a principios de 2013.

Audi TTS Coupé y Roadster

El TFSI de dos litros y 272 CV entrega unos generosos 272 CV que, en combinación con el cambio S tronic, permiten que el TT acelere a de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos. El consumo, en el caso de la versión cerrada, es de 7,9 l/100 km, que pasan a ser 8,1 en el caso del Roadster.

Los elementos estéticos que caracterizan al Audi TTS 2013 son los siguientes: llantas de aluminio de 18 pulgadas, faros de xenón dobles que presentan nuevo diseño y luz diurna con tecnología LED. En el interior, los pasajeros disfrutan de asientos deportivos tapizados en una combinación de cuero y Alcántara, opcionalmente también en cuero napa seda combinable en cuatro colores. Los instrumentos en color gris y el volante multifuncional de cuero acentúan la deportividad.

El Roadster incorpora un accionamiento electrohidráulico para la capota, así como un cortavientos eléctrico. Por su parte, el Coupé ofrece un sistema para sus banquetas traseras, que se abaten en dos partes para aumentar la capacidad de carga de 290 a 700 litros. Los precios del Audi TTS 2013 parten de 56.250 euros; los del Audi TTS Roadster 2013 arrancan en 60.360 euros.

Audi S4 y S4 Avant

Sin duda, un claro ejemplo de lo que representa la línea S de Audi: un coche potente y rápido que no renuncia a las propiedades para un uso cotidiano. Los detalles que diferencian al Audi S4 2013 de cualquier otro A4 son los siguientes: el embellecedor de la parrilla va pintado en gris platino e incorpora listones horizontales cromados en relieve y un emblema S4. Las entradas de aire tienen rejillas tipo panal y van cercadas con molduras cromadas dobles. Además, los faros antiniebla presentan una forma angular, mientras la entrada de aire central inferior también presume de algunos retoques. El resto de elementos exteriores distintivos son los retrovisores con carcasa de aluminio, las taloneras pintadas en el color de la carrocería y los emblemas V6 T en los laterales.

Tanto la berlina como el Audi S4 Avant 2013 esconden bajo su capó un 3.0 TFSI que entrega 333 CV y 440 Nm. Con un consumo de 8,0 l/100 km, el primero de ellos es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 5,0 segundos. El sistema Start-Stop viene de serie y se ha afinado el sonido del motor. En el plano tecnológico destaca, también, el cambio S tronic de siete velocidades y el diferencial central autoblocante con gestión del par individual para cada rueda.

Los dos modelos S4 están dotados del tren de rodaje deportivo S, que rebaja la altura de la carrocería en 30 mm. Opcionalmente se puede complementar con la regulación electrónica de la amortiguación, que funciona asociado al sistema de dinámica de conducción Audi drive select. Otra novedad en el equipamiento de serie es la dirección asistida electromecánica.

Entre los asistentes a la conducción no faltan el control de crucero adaptativo, el sistema que avisa de una posible colisión posterior o los del cambio de carril. Los precios son de 61.310 euros para el Audi S4 2013 y de 63.070 euros para el Audi S4 Avant 2013.

Audi S5, S5 Sportback y S5 Cabrio

La gama S5 se renueva y recibe mejoras tecnológicas que logran reducir el consumo hasta un 20 por ciento en el caso del Coupé. Como detalles de diseño diferenciadores aparecen pequeños detalles, como el embellecedor de la parrilla en gris platino, los las entradas de aire específicas y los faros de niebla angulares. Igual que su hermano S4, los retrovisores van pintados en color aluminio y las taloneras, en el color de la carrocería. En la zaga destaca el difusor y también el sistema de escape de dos tramos con cuatro salidas finales ovaladas.

En el Audi S5 Sportback 2013 , el espóiler del portón del maletero es una pieza superpuesta, mientras que en el Coupé está integrado en el mismo. La parrila Singleframe incorpora el logo S5; en los laterales se puede ver la inscripción V6 T. El Cabrio monta una capota de lona de tres capas, que se abre y cierra en 15 y 17 segundos, respectivamente, incluso en marcha siempre que no se superen los 50 km/h. Los modelos S son 14 mm (Coupé y Cabrio) o 6 mm (Sportback) más largos que sus respectivas variantes A5.

Los elementos que hacen especial a un S5 en su interior son el volante deportivo de cuero multifunción con la inscripción S5 de nuevo diseño, así como las esferas grises con indicadores blancos de la instrumentación. La pantalla MMI muestra una imagen de bienvenida especial al arrancar el motor y la llave integra un emblema S5.

El motor es el 3.0 TFSI de 333 CV, que fija su gasto medio en 8,1 litros cada 100 km y permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos (en el caso del coupé). Todos los S5 montan el cambio S tronic de siete velocidades, y la tracción integral quattro con diferencial central autoblocante y gestión individual del par en cada rueda; como complemento se ofrece el diferencial deportivo opcional.

En el apartado tecnológico, los sistemas que incorpora el Audi S5 2013 son los siguientes: detección de fatiga y recomendación de descanso, control de crucero adaptativo, mantenimiento de carril, aparcamiento asistido y Audi Drive Select. El equipamiento multimedia también es seña de identidad en los modelos deportivos derivados del A5.

Los precios: 67.450 euros para el coupé; 66.680 euros para el Sportback y 73.360 euros para el S5 Cabrio.

Audi S6 y S6 Avant

Audi los define como “deportivos para el día a día”. Su motor biturbo V8 de 4,0 litros de cilindrada rinde 420 CV y 550 Nm de par entre 1.400 y 5.200 rpm. El Audi S6 2013 acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, justo una décima más rápido que el Audi S6 Avant 2013. El consumo medio es de 9,7 litros cada 100 km en el caso de la berlina. Culpable de tanta eficiencia es la nueva gestión electrónica, denominada Audi cylinder on demand, que llega a desconectar hasta cuatro cilindros en determinadas situaciones para que el coche gaste solo lo necesario.
Entre el equipamiento de serie se encuentra la suspensión neumática adaptativa, que reduce la altura libre al suelo en 20 mm. Las llantas de 19 pulgadas montan neumáticos 255/40 y los frenos delanteros incorporan pinzas de color negro con la inscripción S6. En opción hay discos de carbono llantas de hasta 20 pulgadas.

La parrilla, los paragolpes, los escapes, los retrovisores y los faros de xenón Plus, entre otras cosas, dejan claro que se trata de las versiones deportivas y no de un A6 cualquiera. Las carrocerías se componen en un 20 % de aluminio ligero y sorprenden por su reducido peso, su seguridad contra impactos, su rigidez torsional y su refinada aerodinámica.

El interior se ha realizado todo en negro y, al igual que en el resto de la familia S, los relojes de los instrumentos son grises con agujas en blanco. Las piezas decorativas en fibra de carbono, así como las molduras de acceso y los embellecedores de aluminio, aportan deportividad y elegancia. Entre las delicatessen propias del Audio S6 2013 no faltan el Head Up Display o el asistente de visión nocturna con detección de peatones.
Los precios son de 87.230 euros y 89.950 euros para belina y Avant.

Audi S7 Sportback

Es el siguiente escalón en la gama deportiva de Audi y comparte motor con su hermano S6, es decir, que bajo el capó esconde un V8 biturbo de 420 CV, que le permite acelerar en 4,7 segundos de 0 a 100 km/h.

El Audi S7 Sportback equipa de serie el cambio S tronic de siete velocidades y la tracción integral quattro con gestión individual del para en cada rueda. Opcionalmente se puede complementar con el diferencial deportivo que se encarga de distribuir de forma activa la fuerza entre las ruedas traseras.
Entre el equipamiento de serie destaca la suspensión neumática adaptativa de tacto firme y que reduce la altura de la carrocería en 10 mm. El sistema de conducción dinámica Audi Drive Select permite al conductor variar en distintos niveles el funcionamiento de la suspensión neumática, el diferencial deportivo y la dirección dinámica.

En el exterior, la parrilla, el paragolpes, los escapes y los retrovisores se ecargan de dar el toque distintivo al que, quizá, sea el Audi más elegante de la gama S. El precio del Audi S7 Sportback es de 95.150 euros.

Audi S8

Bajo el capó de la berlina de lujo aparece el 4.0 TFSI, pero en este caso alcanza los 520 CV de 40 montados sobre llantas de 20 pulgadaspotencia, lo que supone 100 más que en el caso de los S6 y S7. El Audi S8 2013 acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y fija su consumo medio oficial en 10,2 l/100 km. Esto supone un ahorro de 3,0 litros si se compara con el motor V10 de la generación anterior.

El cambio tiptronic de ocho relaciones aúna deportividad y eficiencia. Esta caja de cambios envía la fuerza del motor al sistema de tracción quattro, que combina un diferencial central autoblocante con otro deportivo en el eje trasero.

Audi drive select, nemáticos en medida 265/40 montados sobre llantas de 20 pulgadas, tecnología de altísimo nivel, estructura de bajo peso Audi Space Frame…. no le falta de nada al Audi S8 2013. Su precio para el mercado español es de 128.680 euros.

Audi SQ5 TDI

Es la mayor novedad dentro de la gama. Por primera vez un diésel lleva el apellido S. Su potente V6 TDI de 3,0 litros biturbo rinde una potencia de 313 CV y un par máximo de 650 Nm. La acústica del motor está modulada por un actuador de sonido integrado en el sistema de escape, que hace que el Audi SQ5 TDI tenga un sonido deportivo.

Dentro de la gama Q5 este es el modelo más rápido: acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y su velocidad punta está limitada a 250 km/h. El consumo medio es de 7,2 litros a los 100 km. De transmitir la potencia al suelo se encarga el cambio tiptronic de ocho relaciones y la tracción permanente quattro con gestión de par individual para cada rueda.

Con un tren de rodaje deportivo que rebaja la altura de la carrocería en 30 milímetros, el Audi SQ5 TDI equipa de serie llantas de aleación de 20 pulgadas en con neumáticos en formato 255/45. Existe una amplia gama de llantas opcionales, que llegan hasta las de 21 pulgadas con cinco radios dobles y óptica de titanio, con neumáticos 255/40. Las pinzas de freno del eje delantero son de color negro, e incluyen el emblema S. A petición del cliente, el sistema opcional de dinámica de conducción Audi drive select puede ampliarse con la dirección dinámica y su relación de transmisión variable.

Exteriormente el Audi SQ5 TDI se distingue por su parrilla Singleframe en gris platino con las barras dobles galvanizadas en óptica de aluminio, el alerón del techo, el parachoques modificado y los retrovisores exteriores en diseño de aluminio. Existen hasta once colores de carrocería, con tonos negro, gris rojo, azul, blanco y plata, y posibilidades de elegir efecto perla o cristal. Además, los clientes pueden optar por las pinturas personalizadas de Audi exclusive.

El interior del SQ5 TDI, con la estética deportiva y elegante que caracteriza a los modelos S, incluye de serie el paquete Sport Alcantara, con asientos deportivos tapizados en Alcantara y cuero y regulación lumbar, e inserciones en aluminio mate cepillado.

El precio del Audi SQ5 TDI quattro tiptronic es de 68.100 euros.

Comenta o Pregúntanos