Nuevo SEAT León, ahora es oficial

Nuevo SEAT León, ahora es oficial

La idea, lo planificado sería que hoy arrancásemos con el SEAT León 3 sin que hubieras visto nada de él hasta ahora. Pero con la filtración del pasado viernes, donde vimos prácticamente todas las nuevas fotos del compacto de Martorell, poco o nada nos queda por ponerte aquí que no hayas visto ya.

Lo que no teníamos hasta el momento era un vídeo, ni tampoco la nota de prensa donde explicarte todas las novedades del lanzamiento más importante de este año para SEAT. Así que vamos con ello para que no te pierdas detalle.

Gallery: SEAT León 3

Para que te hagas una idea de la importancia del nuevo León, es el propio presidente de la marca, James Muir, el que abre la nota de prensa, comentando:

El nuevo León concentra más que nunca todos los atributos propios de la marca SEAT. Es un coche con carácter deportivo y un gran número de ventajas, que ofrece la calidad y los adelantos tecnológicos de los segmentos superiores en un modelo compacto. El León es un paso decisivo en la estrategia de marca y crecimiento de SEAT. Su lanzamiento está previsto para finales de año en la versión de cinco puertas y su gama se verá ampliada con nuevas carrocerías que conformarán una oferta muy completa

Muir no comunica cuántas carrocerías estarán disponibles, pero nosotros, además de la ya citada de cinco puertas, esperamos también la SC de tres y la ST familiar. Tal vez nos sorprendamos con alguna novedad más como un cabrio, pero lo vemos complicado.

Más tecnológico que nunca, el León deja de ser el “hermano pobre” (en aspecto y en ciertas opciones) de la gama de compactos de VAG para pasar a incorporar desde el primer día sistemas de infoentretenimiento de última generación.

Del diseño, SEAT comenta que “sus volúmenes están especialmente bien proporcionados” y su atractivo, aseguran, queda resaltado por el juego de luces y sombras gracias a sus superficies esculpidas. Los grupos ópticos delanteros serán una de sus imágenes más características, y tendrán el privilegio de ser una primicia mundial: será el primer compacto en ofrecerlos con tecnología LED para todas sus funciones como opcional.

Mide 4,26 metros de largo, lo cual es una buena noticia, ya que se pierden cinco con respecto al León 2, al tiempo que se ganan cerca de seis centímetros de batalla. Esto implica que las ruedas estén “más en los extremos”, dando por resultado menos voladizos, lo que mejora la estética, la habitabilidad y reduce el momento polar de inercia del vehículo.

SEAT comenta que el coche gana en maletero (380 litros, 40 más que antes) y en espacio para las piernas, en las plazas traseras.

Se habla de la forma de las ventanas laterales y cómo dan forma en cuña invertida al pilar C, así como la línea dinámica curva descendente sobre la rueda delantera como referencias al diseño del León 2, dando cierta continuidad a la gama, aunque habrá que verlos en vivo para ver si comparten algo de genética, pues en foto el cambio es muy importante.

En cuanto al habitáculo, hay dos claves: Ahora todo mira al conductor en el salpicadero, como en los BMW, con la consola central inclinada. Y se han empleado ajustes y materiales “de un segmento superior”. Habrá que verlo y palparlo para poder dar credibilidad a esta afirmación, pero parece que SEAT ha aprendido del error de la segunda generación del modelo.

La carrocería resulta 90 kilos más ligera que en la anterior generación, gracias al uso de aceros de muy alta resistencia, y nuevos procesos productivos, todos ellos encuadrados dentro de la nueva plataforma MQB modular de VAG.

En cuanto a la gama de motorizaciones, el nuevo León se ofrecerá, al menos en el arranque comercial, con mecánicas TDI y TSI de entre 1,2 y 2,0 litros de cilindrada, todas ellas sobrealimentadas y con inyección directa. Se habla de reducciones de consumo del orden del 22%.

El primer motor disponible será el 1,6 TDI de 105 caballos y 250 Nm de par, con un consumo medio homologado de 3,8 litros a los 100 km, y unas emisiones de 99 gramos de CO2 de media por kilómetro recorrido.

En el primer trimestre de 2013 llegarán los 1,2 TSI en versiones de 86 y 105 caballos, un 1,4 TSI de 122 caballos, y el 1,8 TSI de 180 caballos que tanto nos gustó en la prueba del nuevo Audi A3. La oferta diésel sumará un 1,6 TDI de 90 caballos, y como tope de gama, un 2.0 TDI de 184 caballos y 380 Nm de par. Las dos versiones más potentes, el gasolina y el diésel, se ofrecerán con el acabado FR.

Las cajas de cambio seguirán siendo las conocidas manuales de cinco o seis velocidades, y las DSG de seis y siete, en función de la motorización.

En cuanto al chasis, aquí viene la novedad más importante. Tal y como pasa en el nuevo Audi A3, y como pasará en el Golf, las versiones más básicas cuentan con McPherson delante y barra de torsión detrás, mientras que serán las variantes más potentes (150 caballos o más), las que se ofrezcan con tren posterior multibrazo. Nos ahorraremos las críticas a esta decisión hasta haber probado el modelo en el contacto inicial, pues puede que nos sorprendamos, y con la barra de torsión posterior sea más que suficiente…

Las variantes FR (y la futura Cupra), llevan un selector de modo en el salpicadero (SEAT Drive Profile) para modificar la respuesta al acelerador, la dirección asistida y el sonido del motor, con tres posiciones: ECO, confort y sport.

Pasando al habitáculo, SEAT ofrecerá de serie una pantalla táctil desde las versiones más básicas, que evoluciona para ganar definición y color en los acabados Style y FR.

Como opcional se ofrecerá en estos acabados el Media System Plus, cuya pantalla se va hasta las 5,8 pulgadas, replica sus informaciones a través del cuadro de relojes a todo color, y cuenta con gráficas tridimensionales, ocho altavoces, se controla por voz, y puede contar con dos altavoces extra y subwoofer.

Los sistemas de ayuda a la conducción también mejoran, y se incorpora todo el arsenal de VAG para esta generación, incluyendo el asistente de carril (gira el volante ligeramente para evitar salidas del carril), luces largas automatizadas, y otras opciones ya conocidas como el detector de cansancio.

El nuevo León estrena la nueva versión del logotipo de SEAT, más simplificado, al perder diagonales que unían la parte superior con la inferior (segunda ocasión que ocurre esto desde que llegó Volkswagen a los mandos de la marca española), y se verá en los concesionarios antes de que finalice el año, con la presentación oficial en el Salón de París, donde estaremos para sentarnos en él, tocarlo y comentarte nuestras primeras impresiones en estático.

Comenta o Pregúntanos