Opel negocia con los sindicatos una reducción de horas de trabajo

Opel negocia con los sindicatos una reducción de horas de trabajo

Hoy finalizan las reuniones que Opel está manteniendo con sus sindicatos para reducir las horas de trabajo en las plantas de Kaiserslautern (motorizaciones) y Ruesselsheim (donde se fabrican los Astra e Ingisgnia), a fin de ajustar el ritmo de producción a la demanda del mercado.

Estos recortes son necesarios para que Opel reduzca sus costes, el gran objetivo impuesto desde General Motors a tenor de las constantes pérdidas económicas que su filial europea le supone. Este recorte de horas, que podría dejar la jornada laboral semanal en 31 horas, evitaría despidos, y mantendría la plantilla a la espera de que el mercado y las ventas se recuperen, ayudados por el lanzamiento de nuevos productos más atractivos para el consumidor final.

Comenta o Pregúntanos