Toyota Auris de nueva generación: fotos oficiales y algunos detalles

Toyota Auris de nueva generación: fotos oficiales y algunos detalles

Aquí está. Tras unas cuantas filtraciones antes de tiempo, Toyota ha difundido las primeras fotos y detalles del nuevo Auris, protagonizando la primera sesión de instantáneas la variante híbrida. Más ligero, hasta 40 kilos de ahorro según versión, más grande, pero a la vez el más bajo de la categoría (4.275 mm de largo, 1.760 mm de ancho y 1.460 mm de alto), con un maletero de 360 litros (seis litros más que antes), y conservando la batalla de 2,6 metros. Así es el nuevo rival del Golf pensado para triunfar en Europa con el logo del fabricante de coches más grande del planeta.

Se lanzará con una mecánica básica de gasolina de 1,3 litros, otra de 1,6; y la oferta diésel se reducirá a variantes del motor 1,4 diésel compartido con BMW, tras el acuerdo alcanzado por ambas compañías. Se emplea en la fabricación del monocasco acero de alto módulo elástico, con lo que se mejora la rigidez torsional del chasis hasta en un diez por ciento, mientras se reduce la altura del centro de gravedad y se modifican los tarados de suspensión para conseguir un coche más cómodo, pero también “más divertido de conducir”, reza Toyota.

Gallery: Toyota Auris 2013

La variante de las imágenes es la híbrida, que se clasifica al margen de las otras tres mecánicas disponibles, compartiendo la plataforma técnica Hybrid Synergy Drive ya conocida en el Auris HSD que ahora se comercializa. Nos queda la duda de saber si el motor actual de 1,8 litros y ciclo Atkinson, que ofrecía 136 caballos, será sustituido por el más eficiente 1,6. Lo que se queda igual es la caja de cambios CVT, con un pomo clavado al del Prius.

A diferencia de la generación anterior, este Auris ha sido diseñado desde el principio como posible híbrido, por lo que el monocasco contaba ya con espacio para sus baterías (de hidruro metálico, y no de litio, al parecer), con lo que no se pierde maletero en la versión hibridada.

En el interior vemos un habitáculo mucho más “vertical”, donde desaparece el arquitectónico puente que partía la consola central en la generación anterior, para pasar a contar con un diseño mucho más tradicional, donde el navegador toma una posición demasiado baja para nuestros gustos (habrá que apartar mucho la vista de la carretera).

El salpicadero parece dividido en distintas tonalidades, dando más “viveza” al ambiente interior, pero hasta que no toquemos los plásticos parece un poco complicado hacernos a la idea de lo que nos espera en cuanto a calidades y ajustes.

Lo veremos en el Salón de París en cuestión de unas seis semanas, así que cárgate un poco más la pila de la paciencia, y te contaremos cómo se vive y siente en primera persona.

Comenta o Pregúntanos