La DGT podría prohibir los detectores de radar

La DGT podría prohibir los detectores de radar

La DGT podría prohibir los detectores de radar en su nuevo Reglamento General de la Circulación. Hasta la fecha, los únicos ilegales eran los inhibidores.

La DGT podría prohibir los detectores de radar en su nuevo Reglamento General de la Circulación. Así lo demuestra la filtración del proyecto de modificación de este reglamento. La asociación DVuelta afirma que con esta medida, Tráfico solo busca prohibir los detectores de radar, que han mermado los ingresos de la DGT en un 10% desde su legalización.

Aunque su uso ha sido siempre polémico, y ya se ha planteado en alguna ocasión la posible prohibición detectores de radar , hasta la fecha solo los inhibidores de radar estaban prohibidos, pero no los detectores de radar. El artículo 26 del proyecto de Reglamento General de Circulación afirma que: “prohíbe que en los vehículos se instalen mecanismos o sistemas, lleven instrumentos o se acondicionen de forma encaminada a eludir la vigilancia de los agentes de tráfico o que se emitan o hagan señales con dicha finalidad, así como la utilización de mecanismos de detección de radar”. Su instalación será considerada una infracción grave o muy grave.

La medida de prohibir los detectores de radar ha hecho levantar la voz en contra de algunos, como DVuelta, quienes argumentan que los detectores de radar no anulan el efecto del radar, sí avisan de su presencia al ser detectados, y su proliferación tras ser legalizados ha generado un descenso del 10% en la recaudación por exceso de velocidad, algo que la DGT no está dispuesta a permitir, asegura.

La empresa es muy crítica con la DGT, y asegura que el nuevo Reglamento General de la Circulación demuestra la confusión en la que se encuentra inmersa la DGT acerca de qué decisiones tomar, argumenta esta organización en un comunicado. Así, anuncia, de nuevo, la posibilidad de elevar los límites de velocidad a 130 km/h en determinadas vías y circunstancias, y siempre en unos términos de condicionalidad que impedirán, por la discrecionalidad del planteamiento, su aplicación.

En opinión de Dvuelta, la profusión de globos sonda acerca de subir los límites de velocidad tiene el objetivo de tratar de contentar a un amplísimo sector de los conductores que, como la DGT, saben que los actuales, en autopista y autovía, no son ni creíbles ni defendibles.

Otro de los puntos que se entrarían en vigor de aprobarse el nuevo reglamento de circulación es la prohibición expresa de que el conductor utilice pantallas, monitores de TV o dispositivos que disminuyan la atención del conductor, a excepción de “el uso de monitores que estén a la vista del automovilista y cuya utilización sea necesaria para la visión de la subida o bajada de pasajeros o para la visión en vehículos con cámara de maniobras, así como la visualización de los dispositivos de navegación”.

Comenta o Pregúntanos