NACE UNA LEYENDA: AKRAPOVIC

NACE UNA LEYENDA: AKRAPOVIC

La compañía que desde 1990 se denominaba “Skorpion” pasó a tener en 1997 un nombre ahora ampliamente conocido en el mundo del motociclismo profesional: Akrapovic.

Igor Akrapovic se basó en su propia experiencia como piloto de carreras para diseñar por su cuenta lo que hasta ese momento era casi imposible: obtener un escape de alta prestancia diseñado para el circuito profesional y la demanda extrema pero con la mejor calidad y estética en accesorios de moto. Por aquel entonces, la norma de los escapes era que su soldadura, construcción y materiales dejaban mucho que desear.

Con diez años de trabajo y títulos en las categorías SBK y otras, su entendimiento de los motores de cuatro tiempos, sobre todo de competición, hicieron a esta marca famosa y líder en su tipo.

Hasta 1990, la marca diseñó escapes para profesionales y equipos privados. Con el surgimiento de Skorpion, los equipos del equipo Pro Superbike incorporaron escapes de la compañía y en 1993, la Kawasaki de Alemania respondió a una invitación para probar estos escapes. Usando sistemas que no habían sido concebidos para su marca, y asistidos por Akrapovic, quedó rápidamente en claro que los escapes eran ampliamente superiores a los que llegaban de fábrica, incorporados a las motos. Fue a partir de entonces que equipos en el Pro Superbikes Championship y marcas como Yamaha, Suzuki, Ducati, y Honda adquirieron sistemas de escape de la compañía, dando a Akrapovic el gran salto en el mundo del motociclismo.

En 1997, el equipo de Kawasaki obtuvo para Akrapovic su primera victoria en una carrera de SBK con el piloto japonés Akira Yanagawa. Seguirían el título WSBK en el 2000, y la entrada en el MotoGP en 2002.

Pronto fue manifiesto que utilizar equipos Akrapovic era menester para acompañar las grandes victorias de todos los equipos de motociclismo del mundo.

Comenta o Pregúntanos