Todos los secretos del nuevo BMW X5

Todos los secretos del nuevo BMW X5

La tercera generación del BMW X5 ya está lista. La firma alemana acaba de presentarla hace unos minutos y aunque es un producto nuevo realizado sobre la plataforma conocida, no deja de ser realmente un restyling profundo del actual.

Tras 1,3 millones de unidades vendidas con las dos primeras generaciones, el nuevo X5 mantiene la fórmula que se lo ha permitido pero perfeccionándola. Aparece por primera vez una versión con tracción a un solo eje que debería reducir el precio y de paso homologar consumos más bajos. Esta nueva variante se denomina sDrive35i y contará como el resto de variantes con una transmisión automática de ocho velocidades con la función ECO PRO mejorada para disminuir el gasto.

Continuando con la oferta de motores, el X5 en Estados Unidos y otras regiones también se podrá adquirir en variantes xDrive35i con 330 CV, xDrive50i con 450 CV y xDrive35d con 258 CV, este último diésel con doble sobrealimentación y que en Europa se denominará xDrive30d. Hay que destacar que por primera vez en un seis cilindros turbo, BMW emplea el sistema Valvetronic, mejorando la respuesta y las prestaciones.

Según los datos homologados, el xDrive35i pasa de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos, es decir, 0,2 segundos más rápido que antes. El más rápido es el xDrive50i que realiza esa operación en 5,0 segundos mientras que el diésel necesita 6,9 segundos.

Gallery: BMW X5 III (2013)

Exclusivo para el viejo continente será el motor que da vida al X5 M50d, con tres litros de cilindrada, doble sobrealimentación, 381 CV de potencia y 740 Nm de par. También asociado a la caja automática de ocho velocidades, alcanza los 100 km/h desde parado en 5,3 segundos y homologa un consumo medio de 6,7 L/100, con unas emisiones de 167 g/km de CO2.

Por primera vez el X5 podrá elegirse con tracción a un sólo eje. Será comercializado como sDrive25d y llegará en diciembre
A partir del mes de diciembre la oferta europea se completará con los sDrive25d con tracción a un sólo eje, xDrive25d y xDrive40d con 313 CV. Este mes también es el elegido para lanzar el xDrive35i que sí estará disponible en otras mercados desde el principio. Hay que destacar que el sDrive25d homologa un consumo de 5,6 L/100 y unas emisiones de sólo 149 g/km de CO2, cifras muy bajas para un vehículo del tamaño y peso del X5.

Como ocurre en otros modelos de BMW, desde la consola central se puede acceder al control dinámico de conducción (Driving Dynamics Control). Hay cuatro modos seleccionables (Comfort, Sport, Sport+ y ECO PRO) y con los cuales se modifican el tacto de la dirección, acelerador, transmisión automática y gestión electrónica.

Todos los X5, salvo el sDrive, están asociados al sistema de tracción total xDrive permanente que realiza un reparto inteligente de la potencia entre los ejes dependiendo de las condiciones de adherencia. También es capaz de modificar el funcionamiento del control de estabilidad y tracción. Desde la pantalla multifunción el conductor puede conocer en todo momento cómo se está realizando el reparto.

El equipamiento disponible en esta nueva generación puede ser realmente amplio, aunque muchos elementos forman parte del listado de opciones. Podemos destacar el control de velocidad de crucero adaptativo con sistema Stop&Go, sistema de alerta de cambio de carril involuntario , sistema de alerta por atropello, alerta pre-colisión y, a partir de diciembre, un control de carril que hasta 40 km/h es capaz de actuar sobre el volante para reconducirlo al lugar correcto.

El interior recibe nuevas posibilidades de equipamiento y mejores materiales, pero no modifica sustancialmente el diseño
Otros elementos novedosos son los faros LEDs completos con función AFS, un smartbeam mejorado, sistema de visión nocturna, asistente al aparcamiento delantero y trasero con medidor de espacio lateral, sistema de aparcamiento asistido, dispositivo de visión periférica 360º, lector de señales de tráfico, acceso a internet desde la unidad de navegación, etc. Otros elementos como el climatizador de cuatro zonas, el doble techo solar panorámico o la dirección asistida Servotronic seguirán estando disponibles.

Al igual que en los Serie 1 y Serie 3, el X5 podrá elegirse con varias líneas de equipamiento muy definidas. Además llegan paquetes de personalización “Pure Experience” y “Pure Excellence” tanto para el exterior como para el habitáculo.

El diseño tanto exterior como interior sigue las pautas de los últimos vehículos de la marca. No rompe moldes pero teniendo en cuenta que es un producto que ha funcionado muy bien, se entiende que siga muy fielmente el patrón marcado en las anteriores entregas. Su lanzamiento en Europa tendrá lugar a lo largo del verano y, como siempre, será fabricado en las instalaciones de BMW situadas en Spartangburg, Estados Unidos.

Comenta o Pregúntanos