Nuevos motores y un aire a lo Macan para el nuevo Porsche Cayenne

Cayenne Turbo

Porsche no ha esperado al salón de París, en octubre, para desvelar el aspecto del nuevo Porsche Cayenne. No se trata de la cuarta generación del SUV de éxito de la marca si no de un restyling.

En esta actualización del Cayenne, además de unos cambios estéticos en la línea del diseño del Macan, se incorporan a la gama dos nuevas motorizaciones: el Cayenne S E-Hybrid gasolina con los propulsores del Panamera S E-Hybrid y un nuevo V6 biturbo de 3.6 litros para sustituir al V8 del Cayenne S.

A nivel estético, los diseñadores le han dado al Cayenne un aire de parentesco con el Macan. El diseño del frontal de la carrocería, las aletas delanteras y el capó son completamente nuevos. También son nuevas las tomas laterales, con unos deflectores delanteros para dirigir eficazmente el aire de refrigeración a los intercoolers y también para ofrecer un impacto visual más poderoso.

Los faros bixenón son de serie en los modelos básicos y en los S, con las cuatro luces de LED diurnas “flotantes” típicas de Porsche, mientras que en el Cayenne Turbo, los faros de LED que incluyen el Sistema de Luces Dinámicas Porsche (Porsche Dynamic Light System, PDLS) son de serie.

Los cambios más importantes a nivel visual se aprecian en la zaga. La forma de los pilotos recuerda, aquí también, la de los pilotos del Macan, pero no son ni tan finos ni tan esculpidos. El rebaje de la placa de matrícula, el tirador del maletero y las luces están ahora integrados de forma más elegante en el portón con nuevas líneas horizontales. A destacar también salidas de escape de nuevo diseño y un portón eléctrico de serie en todos los modelos.

A bordo, los cambios más significativos son un nuevo volante deportivo multifunción con levas inspirado en el del 918 Spyder y nuevos asientos traseros, con ventilación opcional.

A nivel mecánico, toda la gama equipa ahora el sistema de ahora de combustible con la función que permite “navegar a vela”, es decir, con el motor al ralentí al levantar el pie del acelerador. También cuenta con el nuevo “auto start-stop plus” de la marca y una gestión térmica. Por primera vez en el Cayenne se usan los deflectores de aire activos para refrigeración (están situados detrás de la toma de aire central).

Una de las dos granes novedades de la nueva gama Cayenne es la versión S E-Hybrid. Se trata de un híbrido enchufable con batería de iones de litio de 10,8 kWh que permite una conducción en modo eléctrico de entre 18 y 36 kilómetros, en función del estilo de conducción y de la orografía. La potencia del motor eléctrico es de 95 CV (en el Cayenne S Hybrid era de 47 CV). Entre el V6 3.0 litros compresor de 333 CV y el motor eléctrico, el Cayenne S E-Hybrid eroga 416 CV en total y 590 Nm desde 1.250 hasta 5.500 rpm. Exhibe un consumo medio homologado de tan sólo 3,4 l/100 km, un 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y 243 km/h de velocidad máxima. A destacar que en modo eléctrico ésta es de 125 km/h.

Al igual que todo el sistema de propulsión, el Cayenne S E-Hybrid hereda del Panamera S E-Hybrid el Porsche Car Connect, como equipamiento de serie, que permite obtener los datos más relevantes del vehículo, así como controlar diversas funciones desde un
smartphone.

En mitad de gama, nos encontramos con la primera incursión de Porsche en el downsizing. El Cayenne S pierde su V8 atmosférico de 4.8 litros y 400 CV en beneficio del nuevo V6 3.6 litros biturbo de 420 CV visto en el Macan. El par máximo de 550 Nm está disponible desde las 1.350 hasta las 4.500 rpm (entrega 50 Nm más que el V8). Asociado a un cambio Tiptronic de 8 relaciones, acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 s (5,4 s con el pack Sport Chrono), es decir 0,4 s más rápido que el actual Cayenne S V8.

En cuanto al consumo homologado de esta versión es rebajado de 1 l/100 km. En el ciclo NEDC está entre 9,8 y 9,5 l/100 km (229-223 g/km CO2. El par de 550 Newton metro está disponible entre las 1.350 y las 4.500 rpm (50 Newton metro más).

El resto de las motorizaciones también reciben pequeñas mejoras de potencia. El V8 4.4 litros turbo gana 20 CV para alcanzar los 520 CV, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos (con el pack Sport Chrono). El Cayenne Diesel eroga ahora 262 CV a 4.000 rpm para un consumo medio de entre 6,8 l/100 km y 6,6 l/100 km, en función de la transmisión elegida, además de cumplir ya con la norma Euro6. El V8 del Cayenne S Diesel apenas gana 5 CV.

El nuevo Cayenne se lanzará al mercado el próximo 11 de octubre de 2014 y los precios para la gama española serán los siguientes:
• Cayenne Diesel: 75.144 €
• Cayenne S Diesel: 96.072 €
• Cayenne S: 93.900 €
• Cayenne Turbo: 148.879 €
• Cayenne S E-Hybrid: 85.179 €

Fuente: Autoblog.com

Comenta o Pregúntanos