El mercado de usados despedirá 2015 con una subida del 6%, según Ganvam

portada_ganvam

Las ventas de vehículos de ocasión cerrarán 2015 con una subida estimada del 6%, hasta situarse por encima de los 1,78 millones de unidades, acercándose así al nivel de ventas precrisis donde se vendían algo más de 1,8 millones. Si algo ha marcado este año ha sido el aumento de las operaciones con seminuevos, que duplican ya en ritmo de crecimiento a los de mayor antigüedad, según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM).

Esta tendencia al alza está en línea con la evolución positiva del mercado de nuevos, que previsiblemente terminará el año con un incremento del 20,5% y un volumen en torno al 1.025.000 unidades, tonificado por la continuidad del PIVE.

Esta vuelta a la cifra casi mágica del millón de unidades es lo que explica que la relación de ventas VO/VN prevista para 2015 caiga hasta los 1,7 vehículos usados por cada uno nuevo, frente al 2 a 1 del año pasado. De esta forma, no es que el mercado de ocasión pierda fuelle, sino que por fin este año el de nuevos se acercará ya a su situación natural.

 

Los datos de Ganvam muestran que en 2015 ha sido precisamente el PIVE el que ha actuado no sólo como revulsivo en el mercado de nuevos, sino también como trampolín para mejorar cualitativamente el de usados, a pesar de que éstos están excluidos de las ayudas como vehículo a comprar por el demandante del plan, y es que ambos mercados están íntimamente relacionados.

De esta forma, el PIVE ha contribuido este año a un cambio de tendencia propiciando que los seminuevos bajaran necesariamente sus precios, tirando con mayor fuerza del mercado. De hecho, mientras los usados más antiguos –que todavía representan más de la mitad de la tarta- cierran el ejercicio creciendo a un ritmo de casi un 12%, los más jóvenes lo hacen al 28,3%.

Curiosamente, el creciente interés por los modelos de hasta tres años que caracteriza 2015 no es una tendencia exclusiva del comprador que se mueve en los círculos profesionales, sino también en los privados. De esta forma, entre particulares –que despiden de nuevo el año concentrando seis de cada diez  operaciones- los usados más jóvenes son los que más están creciendo, con una subida del 10,6%. En el canal profesional, por su parte, siguen esta misma tendencia y terminan el año con un aumento que ronda el 29,3%.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “el PIVE ha tenido este año un doble efecto en el mercado de ocasión: por un lado, ha contribuido a retirar de la circulación buena parte de la oferta de coches de más de diez años que venían siendo el motor de crecimiento del mercado de VO y por otro, ha dinamizado el mercado de seminuevos obligando a rebajar su precio para seguir conservando su atractivo frente al nuevo que parte con una ayuda de al menos 1.500 euros”.

El protagonismo del vendedor profesional se consolida

Paralelamente, en 2015 se consolida también el canal profesional. Durante este año, se ha registrado mes a mes un fuerte incremento en el número de conductores que evitan jugarse la compra a la “lotería” comprando un coche usado a un particular sin ningún tipo de historial ni garantía de mantenimiento y apuestan por los estándares de fiabilidad y control de un concesionario o compraventa. Ante esta toma de conciencia, no es de extrañar que la representatividad del vendedor profesional haya crecido, con un aumento del 22% en la recta final del año. Y es que vehículo nuevo y de ocasión se complementan perfectamente en el mercado español.

Si entramos a analizar el perfil del comprador de VO, aunque en 2015 seguimos hablando de un particular en el 84,5% de los casos –un 9,2% más-, Ganvam muestra que este año el mercado de usados se ha alzado como la solución de las empresas para renovar las flotas a precios más asequibles. De esta forma, despiden el ejercicio, las compras corporativas de vehículos de ocasión subieron en un 28,4%.

País Vasco y La Rioja, la excepción de un mercado al alza

En una previsión de cierre de año por territorios, todas las comunidades autónomas, excepto País Vasco y La Rioja, registrarán incrementos en sus ventas de usados, siendo Baleares, con un aumento del 21,5%, la que experimentará el mayor incremento en 2015.

Tras el archipiélago balear, las mayores subidas se estima que vendrán protagonizadas por la Comunidad de Madrid y Extremadura, con un aumento del 9,3% cada una, seguidas de Andalucía (+8,8%), Asturias, (+7,1%), Canarias (+6,7%), Aragón (+5,1%), Castilla y León (+4,9%), Murcia (+4,8%), Cantabria, (+4,3%) y Navarra (+4,0%).

Los menores incrementos vendrán de la mano de Cataluña (+2,5%), Galicia (+2,3%), Castilla-La Mancha (+2,1%) y Comunidad Valenciana, que, con un subida de medio punto, prácticamente se mantendrá estable con respecto al año pasado.

 

Comenta o Pregúntanos