El nuevo Mercedes-Benz C 350 PLUG-IN HYBRID Eficiencia, dinamismo y confort: lo mejor de tres mundos

Mercedes-Benz C 350 PLUG IN HYBRID (W 205) 2014

Tras las novedades en la Clase S, Mercedes-Benz ofrece ahora su tecnología híbrida más avanzada en la Clase C y, por primera vez, también con una versión Estate. Tanto en su versión berlina como Estate, el C 350 PLUG-IN HYBRID convence con un dinamismo y una eficiencia fuera de lo común, y permite recorrer 31 kilómetros en régimen exclusivamente eléctrico y, por tanto, sin emisiones locales.

Su motor de gasolina de cuatro cilindros trabaja en tándem con un potente motor eléctrico, desarrollando una potencia total de 205 kW (279 CV) y un par motor de 600 Nm. Con estas credenciales, el nuevo C 350 PLUG-IN HYBRID brinda unas prestaciones dignas de un deportivo, pero con un consumo de combustible certificado de sólo 2,1 litros a los 100 kilómetros (tanto en la berlina como en el Estate). Esto equivale a unas emisiones de CO2 de 48 gramos (Estate: 49 gramos) por kilómetro. Además, ambos modelos están equipados de serie con suspensión neumática AIRMATIC y preclimatización programable por Internet, lo que garantiza un singular confort climático y de conducción. El C 350 PLUG-IN HYBRID estará a la venta en los concesionarios a partir de marzo de 2015.

En palabras de Thomas Weber, miembro de la Junta Directiva de Daimler responsable de Investigación del Grupo y de Desarrollo de Mercedes-Benz Cars: «La tecnología de vehículos híbridos enchufables PLUG-IN HYBRID de Mercedes-Benz es una inversión en el futuro con grandes perspectivas de éxito, pues combina máxima eficiencia con un dinamismo de conducción ejemplar. Hasta el año 2017 saldrán al mercado diez modelos nuevos de nuestra marca con tecnología PLUG-IN HYBRID».
Tras el C 300 BlueTEC HYBRID, el 350 PLUG-IN HYBRID es el segundo modelo híbrido de la nueva Clase C y el segundo vehículo híbrido enchufable de Mercedes-Benz. Gracias a la combinación de motor de combustión interna y propulsión eléctrica, los vehículos híbridos brillan con un bajo consumo y elevadas prestaciones, pues el motor eléctrico puede sustituir o respaldar al motor de combustión interna siempre que éste opera con bajo rendimiento, y permite además almacenar la energía de frenado y transformarla en energía eléctrica.

El C 350 PLUG-IN HYBRID incorpora la tecnología híbrida más avanzada. Como acumulador de energía eléctrica cuenta con una batería de iones de litio de alto voltaje con una capacidad energética de 6,2 kWh que puede recargarse a través de una fuente externa, contribuyendo así a unos bajos niveles de consumo y emisiones. La batería refrigerada por agua pesa unos 100 kg y se aloja en una carcasa de chapa de acero en la zaga del vehículo, por encima del eje trasero, a fin de asegurar la máxima seguridad en caso de impacto y el mayor dinamismo de conducción posible sin restringir el volumen en el maletero.

Gracias a un inteligente sistema de carga a bordo, la batería puede recargarse completamente en un plazo de aproximadamente 1 hora y 45 minutos por conexión a una wallbox o a una de las estaciones públicas de carga, cada vez más habituales (230 V, 16 A, 3,7 kW, corriente monofásica) y que en ocasiones cuentan además con estacionamientos reservados para vehículos eléctricos. Como opción alternativa puede recargarse también mediante la conexión a una toma de corriente doméstica. En ese caso, en función del tipo de conexión, es posible un tiempo de recarga de unas dos horas (230 V, 13 A, 3,0 kW, corriente monofásica).

Pese al espacio necesario para la batería, el C 350 PLUG-IN HYBRID ofrece un volumen de maletero de 335 litros en la berlina y 350 litros en el Estate (1.370 litros con los respaldos traseros abatidos) y un piso de carga plano.

El primer híbrido enchufable con motor de gasolina de cuatro cilindros
El nuevo Mercedes-Benz C 350 PLUG-IN HYBRID conjuga por primera vez este concepto de propulsión híbrida con un eficiente motor de gasolina de cuatro cilindros. A partir de sus casi dos litros de cilindrada desarrolla una potencia de 155 kW (211 CV) y un par máximo de 350 Nm. El sistema de inyección directa guiada trabaja con inyección múltiple de mando electrónico de alta precisión y encendido múltiple ultrarrápido. Esto se traduce en un extraordinario despliegue de potencia, elevada eficiencia y cifras de emisiones ejemplares. El motor eléctrico del C 350 PLUG-IN HYBRID desarrolla una potencia máxima de 60 kW y un par de 340 Nm. De este modo se dispone en total de 205 kW (279 CV) y 600 Nm de par.

Cambio automático de siete velocidades con embrague adicional
En el módulo híbrido del cambio automático de siete velocidades 7G-TRONIC PLUS de serie se integran el motor eléctrico y un embrague de separación adicional entre el motor de combustión interna y el motor eléctrico. Al circular en régimen íntegramente eléctrico, dicho embrague desacopla el motor de combustión de la cadena cinemática. También ofrece la posibilidad de arrancar con el motor de combustión como si se tratara de un embrague húmedo para el arranque. En este caso, el embrague de separación sustituye al convertidor de par.

Datos técnicos

Motor de combustión interna  
Cilindros, número/disposición 4/L
Preparación de la mezcla inyección a alta presión,
1 turbocompresor
Cilindrada (cm³) 1.991
Potencia nominal (kW/CV a rpm) 155/211 a 5.500
Par motor máximo (Nm) 350
   
Motor eléctrico  
Potencia nominal (kW) máx. 60
Par motor máximo (Nm) 340
   
Potencia del sistema (kW/CV) 205/279
Par motor del sistema (Nm) 600
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,9 (6,2)
Velocidad máxima (km/h) 250 (246)
Velocidad máxima con motor eléctrico (km/h) 130
Consumo mixto desde (l/100 km) 2,1 (2,1)
Emisiones de CO2, ciclo mixto a partir de (g/km) 48 (49)
Categoría de eficiencia (para Alemania) A+
Autonomía en régimen eléctrico (km) 31
Capacidad total de la batería (kWh) 6,2
Tiempo de recarga 10%-100%
(230/8A-16A), 1,8-3,7 kW(h)
1,75 – 3,5

(Cifras provisionales. Las cifras entre paréntesis corresponden al Estate)

Prestaciones dignas de un deportivo
La elevada potencia total y un inteligente sistema de gestión de la propulsión aseguran un dinamismo y una agilidad propios de un deportivo. Todo ello unido al confort de marcha de una berlina de la categoría superior y a unos niveles de consumo y ecología que hasta hace bien poco se habrían considerado imposibles incluso en un utilitario. Para acelerar de 0 a 100 km/h, la berlina necesita 5,9 segundos y el Estate, 6,2. La berlina alcanza una velocidad máxima de 250 km/h y el Estate, 246 km/h; en ambos casos el consumo de combustible certificado es de 2,1 litros a los 100 kilómetros. Esto equivale a unas emisiones de CO2 de 48 gramos (49 gramos en el Estate) por kilómetro. Además, ambas variantes del C 350 PLUG-IN HYBRID brindan la posibilidad de recorrer 31 kilómetros en régimen íntegramente eléctrico y, por tanto, sin emisiones locales de CO2 (por ejemplo, en centros urbanos).

La conducción híbrida es eficiente, dinámica y muy fácil
El C 350 PLUG-IN HYBRID se conduce de forma tan sencilla como cualquier otro vehículo automático de Mercedes-Benz: subir a bordo, arrancar, ponerse en marcha. Y, al mismo tiempo, disfrutar de la ejemplar eficiencia y de la peculiar capacidad de aceleración del motor eléctrico en la función kick-down.

El 350 PLUG-IN HYBRID reúne todas las cualidades de los vehículos híbridos modernos. Entre ellas destacan:

• Arranque silencioso: el vehículo arranca de forma silenciosa por vía eléctrica. Por regla general el motor de combustión está desconectado. Se dispone de una potencia eléctrica de hasta 60 kW para circular en régimen íntegramente eléctrico.
• Función boost (potencia adicional): si se conecta adicionalmente el motor eléctrico, el motor de combustión interna ve aumentada su potencia en hasta 60 kW (por ejemplo, para aceleraciones rápidas).
• Recuperación de energía: al frenar y al rodar por inercia se recupera energía, que se almacena en la batería. Esta energía se reserva, por ejemplo, para la conducción en régimen eléctrico o para la función boost.

Recuperar energía al frenar

El mayor potencial de reducción del consumo en una propulsión híbrida es la optimización de la recuperación de energía en régimen de arrastre y en las fases de frenado. Por ello, al accionar el pedal de freno, la deceleración se realiza en primer lugar mediante el motor eléctrico, que actúa como un alternador. Si se desea una frenada más intensa intervienen además los frenos de disco de las ruedas. Esta superposición imperceptible de los frenos mecánicos convencionales y la acción de frenado del motor eléctrico en el modo de operación como alternador incrementa la eficiencia.

El inteligente sistema de gestión de la propulsión del C 350 PLUG-IN HYBRID elige automáticamente la combinación ideal de motor de combustión interna y motor eléctrico, sin que el conductor tenga que intervenir.

Impulsos para el conductor
Una novedad es el acelerador háptico del C 350 PLUG-IN HYBRID, que ayuda a reducir el consumo de combustible y, por tanto, las emisiones de escape. Proporciona una doble información:

• Si durante la conducción en modo eléctrico el conductor aprecia un punto de resistencia en el acelerador, esto significa que ha alcanzado la máxima potencia eléctrica disponible. Si sigue pisando el acelerador, superando dicha resistencia, se conecta además el motor de combustión.
• Un impulso doble en el asistente ECO señaliza al conductor que puede retirar el pie del acelerador para desconectar el motor de combustión interna y desacoplarlo de la cadena cinemática. Si el conductor acata esta recomendación, el sistema inteligente de gestión de la propulsión del C 350 PLUG-IN HYBRID modifica el régimen de retención en base a los datos obtenidos por radar, desde el modo de planeo (sin propulsión) hasta la recuperación energética.

Programa de conducción individual
La avanzada tecnología del C 350 PLUG-IN HYBRID no requiere habilidades especiales respecto a la conducción de un vehículo convencional con cambio automático. Si el conductor lo desea puede intervenir manualmente en el conjunto de propulsión híbrida con ayuda de cuatro modos de operación y tres programas de conducción. Para ello cuenta con dos interruptores en la consola central: uno para seleccionar el modo de operación y otro para el programa de conducción. Una indicación en el centro del cuadro de instrumentos informa del modo activo en cada momento.

La elección de un determinado programa de conducción permite al conductor definir funciones fundamentales que influyen en la experiencia de conducción.

Se puede elegir entre los siguientes programas de conducción:
•I Individual: permite determinar individualmente las características del programa de conducción, como p. ej.:
– tracción
– tren de rodaje
– dirección
– asistente ECO
– climatización
• S + Sport+: máxima aceleración en modo boost, acoplamientos muy deportivos, motor de combustión siempre activado, armonización especialmente rígida de la suspensión y amortiguación.
• S Sport: función boost ampliada, acoplamientos deportivos, motor de combustión siempre activado, armonización rígida de la suspensión y amortiguación.
• C Confort: función boost y recuperación optimizadas desde el punto de vista del confort y del consumo, conducción en régimen eléctrico/función de parada del motor hasta 130 km/h, ajustes estándar orientados a un máximo confort.
• E Economy: función boost optimizada desde el punto de vista del consumo; recuperación mínima, a fin de prolongar al máximo la marcha por inercia. Es posible la conducción en régimen íntegramente eléctrico y la función de parada del motor. Si está conectado el navegador y se ha seleccionado el modo de operación HÍBRIDO, el sistema gestiona la carga de la batería de alto voltaje en función de la topografía de la ruta. En ciudad se prima la conducción eléctrica siempre que es posible. Además se activa el asistente ECO.

El asistente ECO activa una función adicional que aprovecha los datos facilitados por los radares del detector de distancia instalado de serie. Si el sistema de radares reconoce un vehículo precedente circulando a menos velocidad, el conductor recibe un impulso doble del acelerador háptico que le recomienda dejar de acelerar. El vehículo decelera automáticamente mediante el motor eléctrico. De este modo se evita frenar con demasiada frecuencia, sobre todo cuando se circula en caravana.

Cuatro modos de operación a elegir
El conductor del C 350 PLUG-IN HYBRID no sólo puede elegir entre diferentes programas de conducción, sino también entre diversos modos de operación, influyendo así en la regulación entre conducción eléctrica y con motor de combustión. En los programas de conducción Eco y Confort se dispone de los siguientes modos de operación:

• HíBRIDO: todas las funciones de la propulsión híbrida –conducción eléctrica, boost, recuperación– se encuentran disponibles y se aprovechan óptimamente en función de la situación y del itinerario para limitar el consumo.
• E-MODE: el vehículo trabaja exclusivamente en régimen eléctrico; por ejemplo, en el centro de la ciudad o cuando la carga de la batería es suficiente para cubrir el trayecto restante.
• E-SAVE: se reserva la carga de la batería, por ejemplo, para circular en modo íntegramente eléctrico al llegar a una zona de circulación restringida. Por este motivo, la conducción eléctrica y la función boost sólo están disponibles de forma restringida.
• CHARGE: la batería se recarga durante la marcha con ayuda del motor de combustión, por ejemplo, para disponer de mayor capacidad al llegar a determinados tramos del itinerario. El motor de combustión se mantiene acoplado, lo que puede hacer aumentar el consumo. No es posible la conducción en régimen eléctrico.

En los programas de conducción S+ y S está activado el modo de operación HÍBRIDO. En el programa de conducción «Individual», los modos de operación disponibles dependen de la modalidad de propulsión elegida.

Estrategia de operación controlada por la ruta
La mejor estrategia para conducir con eficiencia es la conducción preventiva. Si se ha indicado el destino del viaje en el sistema de navegación, se controlan la carga y la descarga de la batería de alto voltaje del C 350 PLUG-IN HYBRID para hacer un uso ideal de la energía en todo el trayecto.

Otra premisa es recargar completamente la batería antes de llegar a una ciudad para poder hacer un uso eficiente y prolongado de la conducción en régimen eléctrico en el tráfico urbano.

Suspensión neumática y preclimatización de serie
El nuevo C 350 PLUG-IN HYBRID brinda todas las posibilidades de equipamiento de la Clase C e incorpora además de serie suspensión neumática AIRMATIC y amplias funciones de preclimatización para disfrutar de un mayor confort a bordo.

Con su amortiguación regulable continuamente por vía electrónica en los ejes delantero y trasero, la suspensión neumática ofrece un extraordinario confort de rodadura y de conducción, incluso con el vehículo cargado, así como una regulación de nivel integral.

Gracias a la función de preclimatización, implementada de serie, se puede ajustar la temperatura deseada en el habitáculo antes de emprender la marcha (refrigeración en verano, calefacción en invierno). Para activar esta función basta con introducir la hora de partida (el ajuste se puede realizar en el propio vehículo, cómodamente desde casa por Internet: http://connect.mercedes.me, o bien directamente pulsando un botón). Esto es posible gracias al compresor de aire acondicionado con accionamiento eléctrico y a los elementos calefactores eléctricos para la calefacción por aire. En los modelos dotados del correspondiente equipamiento se activan asimismo la ventilación o la calefacción de los asientos.
A través de http://connect.mercedes.me no sólo se puede controlar la función de preclimatización, sino también la recarga de la batería. Asimismo se puede consultar el estado de carga de la batería de alto voltaje o la autonomía circulando en modo eléctrico.

Híbrido enchufable con dos rostros
El C 350 PLUG-IN HYBRID se suministra en la línea de acabado AVANTGARDE, que resalta su carácter de deportivo de lujo. Como opción alternativa sin sobreprecio, tanto la berlina como el Estate se encuentran disponibles también en la línea de acabado EXCLUSIVE. Con la clásica parrilla del radiador y la estrella sobre el capó, la Clase C irradia distinción, lujo y modernidad.

Los diseñadores de Mercedes han concebido un habitáculo con un nivel de calidad difícil de encontrar, incluso en los vehículos de gamas superiores. Esto se aprecia en la esmerada selección de materiales de alta calidad y en su agradable tacto, así como en la precisión del acabado de cada uno de los detalles. El display central exento dispuesto por encima de la consola central llama poderosamente la atención. Mediante un panel táctil se pueden manejar de forma sencilla e intuitiva todas las funciones de la unidad central. También disponible: un Head-up-Display que proyecta toda la información importante sobre el parabrisas, directamente en el campo visual del conductor.

Sistemas de asistencia para mayor seguridad y confort
El C 350 PLUG-IN HYBRID ofrece, tanto en su variante berlina como Estate, los mismos sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción presentes en todos los modelos de la Clase C. El equipamiento de serie incluye el ATTENTION ASSIST, que advierte al conductor en caso de fatiga o falta de atención, y el COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS, que ofrece protección contra colisiones por alcance a partir de una velocidad de 7 km/h y que, ante un peligro persistente de colisión sin que el conductor actúe, puede frenar el vehículo automáticamente, atenuando así la gravedad del accidente; este sistema se mantiene activo a hasta 200 km/h. Además se dispone opcionalmente de diversos sistemas de asistencia nuevos o con funciones ampliadas procedentes de la nueva Clase S y Clase E.

Infoentretenimiento con funciones perceptibles
Ya en la ejecución básica, el moderno sistema multimedia de la Clase C ofrece acceso a Internet con un teléfono móvil con Bluetooth® y opción de datos. Es decir, los ocupantes pueden navegar por Internet a vehículo parado. También se incluye de serie telefonía básica para acoplar el teléfono móvil al vehículo mediante una interfaz Bluetooth® estandarizada.

Amplio know-how en vehículos híbridos y eléctricos
Mercedes-Benz presentó en 1982, simultáneamente con el Mercedes-Benz 190 (precursor de la Clase C), el primer prototipo con propulsión híbrida; un motor bóxer de dos cilindros recargaba la batería. Después de numerosos prototipos experimentales, Mercedes-Benz presentó en 2009 la primera propulsión híbrida de serie del mundo con batería de iones de litio en el S 400 HYBRID. Este modelo fue durante bastante tiempo la berlina de lujo de menor consumo con motor de gasolina y el modelo híbrido más vendido en su segmento.

La propulsión híbrida de la segunda generación se basa en el cambio automático 7G-TRONIC PLUS y se introdujo en 2012 con el E 300 BlueTEC HYBRID, el primer diésel híbrido de gama alta del mundo. Mercedes-Benz estableció con este modelo un nuevo hito en el desarrollo del automóvil, combinando la eficiencia de un motor diésel con las ventajas de la propulsión híbrida. El resultado es un consumo inédito en el segmento de las berlinas de lujo de 4 litros de diésel a los 100 kilómetros.

Después del E 300 BlueTEC HYBRID, S 400 HYBRID, S 300 BlueTEC HYBRID, C 300 BlueTEC HYBRID y S 500 PLUG-IN HYBRID, el C 350 PLUG-IN HYBRID es el último modelo híbrido de Mercedes Benz. A lo largo de los próximos años tienen claramente prioridad los modelos híbridos enchufables.

Aumenta el abanico de modelos. Todos los vehículos híbridos y eléctricos del programa actual de Mercedes-Benz Cars:

2012: smart electric drive
2012: E 300 BlueTEC HYBRID
2013: SLS AMG Coupé Electric Drive
2013: S 400 HYBRID
2013: S 300 BlueTEC HYBRID
2014: C 300 BlueTEC HYBRID
2014: Clase B Electric Drive
2014: S 500 PLUG-IN HYBRID
2015: C 350 PLUG-IN HYBRID

Comenta o Pregúntanos