El Peugeot 2008 estrena el motor 1.2L PureTech 130 S&S

1-a

El crossover urbano recibe este motor turbo de tres cilindros para el nivel de acabado Allure y la edición especial Crossway.

El Peugeot 2008 es uno de los modelos más exitosos de la Marca: líder de su segmento en el mes de mayo y en el acumulado 2015.

Peugeot 2008 1.2L PureTech 130 S&S, desde 19.850 euros.

El Peugeot 2008 estrena el motor 1.2L PureTech 130 S&S. Disponible en el nivel de acabado Allure y en la edición especial Crossway, esta versión está ya a la venta en la red comercial de Peugeot desde 19.850 euros.

Este crossover es uno de los modelos más exitosos de la Marca. En España, es el líder de su segmento (B crossover) en lo que llevamos de 2015, liderato que ha repetido en los resultados comercial del último mes de mayo. A nivel mundial, supera las 300.000 unidades fabricadas entre todos sus centros de producción.

En cuanto a sus registros, el Peugeot 2008, en esta versión 1.2L PureTech 130 S&S, consume 4,8 l/100 km, emite 108 g/km de CO2, entrega un par motor máximo de 230 Nm a las 1.750 RPM y realiza el 0 a 100 km/h en 9,3 segundos.

El Peugeot 2008 destaca por su diseño, moderno y elegante, su elevado nivel de equipamiento o su comportamiento dinámico. En este último campo crece todavía más con el sistema de mejora de la adherencia Grip Control. Además, con la edición especial Crossway ofrece a los clientes más detalles de imagen, tecnología o confort interior.

Sobre la tecnología turbo PureTech

Los motores de tres cilindros turbo PureTech representan el saber hacer de Peugeot en materia de tecnología. Suponen una ruptura en términos de consumo y rendimiento en relación a la generación y están adaptados a la exigente normativa anticontaminación Euro6.

Estos bloques garantizan una eficiencia y un placer de conducción de primer orden. Y es que la tecnología PureTech se caracteriza por unas recuperaciones excepcionales, una potencia constante, ausencia de ruidos y vibraciones y un confort acústico de primer nivel.

Algunas de las innovaciones técnicas más destacas son la adopción, en posición central, de una inyección directa de alta presión a 200 bares; la optimización de la aerodinámica interna de la cámara de combustión y del ajuste variable de la admisión y del escape o la utilización de un revestimiento especial en pistones y segmentos conocido como Diamond Like Carbon.

Fruto de todo ello se logran unas reducciones de consumos y emisiones que en el caso de este 1.2L PureTech 130 representa un descenso de hasta un 18% respecto a su equivalente de cuatro cilindros.

Comenta o Pregúntanos