Mazda bate su récord de beneficios por segundo año consecutivo

Mazda-CX-3

Por segundo año consecutivo, Mazda Motor Corporation ha obtenido el beneficio de explotación más alto de su historia. En el año fiscal 2014-2015, finalizado el pasado 31 de marzo, el fabricante de automóviles japonés obtuvo un beneficio de explotación de 202.900 millones de yenes* (1.460 millones de euros*), lo que supone un 11% más que la cifra récord que ya obtuvo en el año fiscal 2013-2014. La facturación anual, por su parte, registró un crecimiento interanual del 13%, con un total de 3,03 billones de yenes (21.800 millones de euros). El beneficio neto ha sido de 158.800 millones de yenes (1.140 millones de euros), con un avance del 17%.

Las ventas mundiales crecieron un 5%, totalizando 1.397.000 unidades. Los modelos de Mazda con su nueva y ultraeficiente tecnología SKYACTIV supuso casi las tres cuartas partes de las ventas (74%), liderados por el Mazda CX-5, el Mazda3 y la nueva generación del Mazda2, que se lanzó el pasado otoño. Por regiones, el mayor crecimiento correspondió a Europa, que elevó sus ventas un 14% hasta las 180.000 unidades, con Alemania, Reino Unido y España ocupando los primeros puestos. En Norteamérica, Mazda mejoró sus cifras en un 9% —los resultados en Estados Unidos fueron los mejores de los últimos 20 años—. En China también se registró un crecimiento de ventas del 9%.

En el nuevo año fiscal, la compañía espera vender 1,49 millones de vehículos, un 7% más. Para ello, se apoyará en los próximos lanzamientos de los nuevos Mazda CX-3 y Mazda MX-5, recogerá los beneficios del primer año completo de ventas del Mazda2 y confía en mantener el impulso de todos sus demás modelos de nueva generación, que se distinguen por su tecnología, su diseño distintivo KODO y su diversión al volante. Para marzo de 2016 se prevé que los modelos con tecnología SKYACTIV representarán el 85% de las ventas totales.

Para dar continuidad a su éxito, Mazda seguirá profundizando en las reformas estructurales, que han mejorado sus costes y aportado solidez empresarial. Otro factor importante será la diversificación de su capacidad de producción. De cara al año fiscal que acaba de iniciarse, la empresa espera aumentar su cifra de negocio en un 7% hasta 3,25 billones de euros (25.000 millones de euros), y anotarse un beneficio de explotación de 210.000 millones de yenes, lo que sería otra cifra récord. Igualmente, Mazda espera triplicar su dividendo anual y repartir 30 yenes por acción.

Comenta o Pregúntanos