Prueba superada: el Audi A7 Sportback piloted driving concept llega a Las Vegas

CES150076

Se completa con éxito el recorrido desde Silicon Valley hasta Las Vegas.

• El Audi A7 piloted driving concept impresiona por su fiabilidad y su capacidad para circular de forma autónoma en el tráfico.

• El sistema de conducción pilotada demuestra sus posibilidades de aplicación al mundo real.

Tras un recorrido de 885 kilómetros, el Audi A7 piloted driving concept completó con éxito su recorrido desde Silicon Valley –California– hasta Las Vegas –Nevada–, a tiempo para asistir al CES 2015. Un grupo de periodistas experimentó la conducción pilotada al volante del prototipo, que impresionó por su comodidad y por su capacidad para afrontar las situaciones que pueden darse en la conducción diaria en un viaje real.

El Audi A7 Sportback piloted driving concept demostró su capacidad para circular de forma autónoma en el tráfico de la misma forma que lo haría un conductor a diario. Los periodistas que tuvieron la oportunidad de ponerse tras el volante quedaron impresionados por las posibilidades del prototipo en cuanto a su confort de conducción y el manejo a través de la interfaz de usuario característica de Audi. “Los resultados de la prueba ponen de relieve nuestra competencia en materia de conducción autónoma”, subraya Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico de Audi. “Me gustaría dar las gracias al equipo de ingenieros de Audi, y al departamento de I+D del Grupo Volkswagen”.

La prueba de conducción pilotada ha proporcionado una importante cantidad de datos procesables para contribuir al desarrollo de esta tecnología, además de suponer el recorrido más largo a velocidades de autopista con conductores públicos tras el volante. Los periodistas pudieron experimentar el sistema en distintas situaciones en carreteras abiertas al tráfico durante tandas de unos 160 kilómetros, para un recorrido total de casi 900 kilómetros. Tal y como requieren las leyes del Estado de California, en todo momento un piloto de pruebas de Audi acompañaba al conductor en el asiento del pasajero.

El prototipo utiliza varios sensores que estarían listos para su producción en serie, así como otros sensores que ya hoy en día se utilizan en la actual gama Audi para monitorizar lo que sucede a los alrededores del coche. Los sensores de radar de largo alcance del control de crucero adaptativo (ACC) y del Audi side Assist , junto a otros de medio alcance en la parte delantera y en la trasera del vehículo proporcionan una visión de 360 grados. Escáneres láser integrados en la parrilla Singleframe y en el paragolpes trasero permiten un reconocimiento adicional más detallado tanto de objetos estáticos como dinámicos. La redundancia de los datos obtenidos por los sensores permiten un chequeo continuo que asegura que el sistema toma las decisiones correctas. Cuatro pequeñas cámaras de video situadas en la parte delantera y trasera proporcionan información adicional de los alrededores del vehículo. Una cámara 3D de alta resolución, que se estrena en el nuevo Audi Q7, proporciona un amplio ángulo de lo que sucede por delante.

El Audi piloted driving concept puede realizar de forma autónoma cambios de carril y adelantamientos, además de acelerar y frenar de forma independiente, liberando al conductor de las funciones propias de la conducción a velocidades de hasta 110 km/h. Antes de iniciar un cambio de carril a la izquierda o a la derecha el vehículo adapta su velocidad a la del resto del tráfico circundante, y si el cálculo de la velocidad y de la distancia se considera seguro, se lleva a cabo la maniobra de forma precisa. Para garantizar la seguridad, el sistema avisa al conductor si es necesario que éste tome de el control del vehículo mediante distintas señales al unísono: indicaciones LED de colores en la base del parabrisas, señales en la pantalla del sistema de información al conductor, una señal del indicador principal del sistema y un aviso acústico.

Comenta o Pregúntanos