BMW iPerformance para la Serie 7 de BMW

portada_bmw

Oferta iPerformance en BMW Serie 7 de batalla corta y BMW Serie 7 de batalla larga. ++++ Versiones 740e iPerformance, 740Le iPerformance y 740Le xDrive iPerformance. ++++ Motor de gasolina de cuatro cilindros BMW TwinPower Turbo y motor eléctrico. ++++ En conjunto suman 326 CV de potencia máxima.

El conjunto propulsor de las nuevas berlinas de lujo híbridas enchufables de la Serie 7 de BMW está constituido por un motor de gasolina de cuatro cilindros con tecnología BMW TwinPower Turbo y un motor eléctrico que en total suman una potencia de 240 kW/326 CV. El nuevo BMW 740e iPerformance de batalla corta, así como el nuevo BMW 740Le iPerformance de batalla larga, fascinan por su dinamismo superior y brillan con un consumo medio de apenas 2,1 litros de combustible a los 100 kilómetros, y un valor de CO2 de tan sólo 49 gramos por kilómetro*. En el caso del BMW 740Le xDrive iPerformance (consumo combinado de combustible: 2,3 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 53 g/km*), el sistema de tracción total inteligente distribuye la fuerza de los dos motores de manera permanente y según sea necesario entre las ruedas delanteras y traseras.

Con los modelos híbridos enchufables de la nueva Serie 7 de BMW, es posible combinar placer de conducir, viajar confortablemente y un alto nivel de lujo con la movilidad puramente eléctrica y exenta de emisiones. Estos modelos representan la aplicación hasta el presente más consecuente de la estrategia BMW EfficientDynamics en automóviles de la marca BMW. Además de la tecnología BMW eDrive, también la carrocería con estructura Carbon Core es el resultado de la beneficiosa transferencia de tecnologías ya aplicadas en automóviles de BMW i. Para recargar la batería de alta tensión se dispone de productos y servicios de carácter innovador, originalmente desarrollados para BMW i. Los modelos BMW 740e iPerformance,BMW 740Le iPerformance y BMW 740Le xDrive iPerformance pueden disponer opcionalmente de luz láser BMW Laserlight. Este tipo de iluminación se estrenó en el deportivo híbrido enchufable BMW i8.

El sistema de gestión energética inteligente se encarga de una coordinación óptima entre el funcionamiento del motor de combustión y del motor eléctrico. El mayor dinamismo, ocasionado por el impulso adicional proporcionado por el motor eléctrico, así como las respuestas más espontáneas, el mayor grado de eficiencia y la posibilidad de conducir sólo con energía eléctrica, tanto en la ciudad como en trayectos interurbanos, redundan en una combinación única de placer de conducir y sostenibilidad. La autonomía con el motor eléctrico según ciclo de pruebas de la UE para coches híbridos enchufables es de 40 kilómetros en el caso del BMW 740e iPerformance y del BMW 740Le iPerformance, mientras que el BMW 740Le xDrive iPerformance tiene una autonomía eléctrica de 37 kilómetros (valores pendientes de confirmación)*. * Valores pendientes de confirmación. Valores según ciclo de pruebas de la UE para vehículos híbridos eléctricos enchufables, dependientes del tamaño de los neumáticos.

Lo mejor de dos mundos: BMW eDrive y tecnología BMW TwinPower Turbo.  

El propulsor de combustión con tecnología BMW TwinPower Turbo, utilizado en los modelos híbridos enchufables de la nueva Serie 7 de BMW, proviene de la nueva gama de motores EfficientDynamics. Gracias a su potencia máxima de 190 kW/258 CV, se trata del motor de cuatro cilindros más potente que jamás se ha utilizado en un modelo de serie de BMW. La espontánea entrega de la potencia, así como el par máximo de 400 Nm disponible en un amplio margen de revoluciones (desde 1.250 hasta 4.800 rpm), consiguen que el propulsor de 2.000 cc tenga un comportamiento deportivo y temperamental y, al mismo tiempo, superior y sereno. Además, el funcionamiento del nuevo motor es muy sedoso y sus cualidades acústicas son óptimas.

El motor síncrono eléctrico de accionamiento permanente se distingue por su alto rendimiento relativo. Su potencia máxima es de 83 kW/113 CV. Tal como es usual en motores eléctricos, la entrega de su par máximo de 250 Nm es inmediata. Así se produce un impulso que apoya el efecto del motor de combustión, lo que redunda en unas respuestas fascinantemente espontáneas. Además, el motor eléctrico toma el papel de generador que – dependiendo de la función seleccionada – es alimentado ya sea por recuperación de energía o elevando de manera eficiente la carga del motor. A continuación esa energía que se genera se almacena en la batería de alto voltaje.

El motor eléctrico está completamente integrado en la caja de cambios Steptronic de ocho marchas. Esta solución garantiza un máximo grado de eficiencia, tanto en lo que se refiere a la conducción puramente eléctrica, como en relación con el impulso adicional que entrega el motor eléctrico, así como en cuanto a la recuperación de energía de frenado. La caja de cambios Steptronic de ocho marchas se distingue por su extraordinario grado de eficiencia intrínseca, así como por la forma dinámica y suave de cambiar de marchas, y por sus compactas dimensiones. El sistema de la caja puede incluir opcionalmente levas al volante, para que el conductor pueda intervenir y cambiar de marchas manualmente de manera rápida y confortable.

Gracias a su funcionamiento inteligentemente coordinado, el motor de combustión y el motor eléctrico entregan una potencia total de 240 kW/ 326 CV, así como un par máximo total de 500 Nm. La reacción inmediata a cualquier movimiento del acelerador, así como la dinámica y constante entrega de la potencia, permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos con el BMW 740e iPerformance, y en 5,7 segundos con el BMW 740Le iPerformance. Estas deportivas prestaciones se combinan con valores de consumo y de emisiones sumamente bajos. El consumo combinado del BMW 740e iPerformance y del BMW 740Le iPerformance apenas es de 2,1 litros a los 100 kilómetros, y el consumo de corriente eléctrica es de 12,5 kWh. El valor de emisiones de CO2 parte de 49 gramos por kilómetro (valores pendientes de confirmación, según ciclo de pruebas de la UE para vehículos híbridos eléctricos enchufables; dependientes del tamaño de los neumáticos).

BMW 740Le xDrive iPerformance: tracción total permanente, también al conducir únicamente con el motor eléctrico.  

El BMW 740Le xDrive iPerformance es, después del BMW X5 xDrive40e, el segundo modelo de la marca en el que se distribuye la fuerza de manera permanente entre las cuatro ruedas, tanto si se conduce únicamente con el motor eléctrico, como también cuando se aprovecha la potencia del motor de combustión. El sistema de tracción total garantiza una capacidad de tracción óptima, una máxima estabilidad y un mayor dinamismo al trazar las curvas, sin importar las condiciones meteorológicas y el estado de la calzada. La distribución perfectamente coordinada consigue que el BMW 740Le xDrive iPerformance sea capaz de acelerar de manera especialmente enérgica. Concretamente, tarda 5,5 segundos en acelerar de 0-100km/h. El consumo combinado de combustible del BMW 740Le xDrive iPerformance es de 2,3 litros a los 100 kilómetros, mientras que el consumo de corriente es de 13 kWh. Las emisiones de CO2 por kilómetro ascienden a 53 gramos (valores según ciclo de pruebas de la UE para vehículos híbridos eléctricos enchufables, dependientes del tamaño de los neumáticos).

Control de motores con la tecla eDrive.

Con la tecla eDrive, que se encuentra en la consola central, el conductor puede determinar el modo de funcionamiento del sistema híbrido. Estando activa la función AUTO eDRIVE, el sistema de gestión inteligente de la energía se ocupa de garantizar la coordinación apropiada del funcionamiento del motor de combustión y del motor eléctrico, optimizando la eficiencia y el dinamismo. En estas circunstancias, la estrategia de funcionamiento consiste en darle preferencia al motor eléctrico a bajas y medianas velocidades, con el fin de aprovechar al máximo, las ventajas que ofrece la movilidad libre de emisiones. El motor de combustión aporta su potencia sólo a partir de una velocidad de aproximadamente 80 km/h, o bien cuando es necesario considerando el nivel de solicitación.

Pulsando un botón, puede activarse el modo de conducción puramente eléctrico MAX eDRIVE. Estando activo este modo, el vehículo funciona únicamente con el motor eléctrico. Sin embargo, puede sumarse en cualquier momento la potencia del motor de combustión pisando a fondo el acelerador.

Funcionando en modo MAX eDRIVE, los modelos híbridos enchufables de la nueva Serie 7 de BMW alcanzan una velocidad máxima de 140 km/h. Los ajustes efectuados con Battery Control tienen el propósito de guardar suficiente energía eléctrica para conducir posteriormente sólo con el motor eléctrico. El conductor puede elegir entre una reserva de 30 hasta 100 por ciento. Por ejemplo, conduciendo por una autopista, el sistema logra mantener o aumentar el nivel de carga eléctrica, con el fin de utilizar la energía del acumulador de alto voltaje para conducir sin producir emisiones una vez que el conductor abandone la autopista y conduzca por la ciudad.

Tecla de la función Driving Experience Control con modo ADAPTIVE, diferencia perceptible entre los modos SPORT, CONFORT y ECO PRO.

También los modelos híbridos enchufables de la nueva Serie 7 de BMW incluyen de serie una tecla de nueva configuración para el uso de la función Driving Experience Control. Esta tecla se encuentra en la consola central. Pulsando la tecla, puede elegirse entre reglajes que optimizan el dinamismo, el confort o la eficiencia. La diferenciación entre los modos ECO PRO, COMFORT y SPORT es más marcada que en el caso de los modelos con sistema de propulsión convencional. Además, con la tecla de la función Driving Experience Control puede activarse el modo ADAPTIVE. Si se selecciona este modo, el reglaje cambia de modo claramente perceptible en función del estilo de conducción en todo momento y, además, dependiendo del trazado de la carretera.

Batería de alta tensión con tecnología de iones de litio: desarrollada específicamente según modelo; montaje en el mínimo espacio posible.  El acumulador de alto voltaje es una batería de iones de litio, que tiene una capacidad bruta de 9,2 kWh y neta de 6,9 kWh. Esta batería está montada debajo del asiento trasero de tal manera que ocupe el mínimo espacio posible, en una posición que ofrece una protección óptima en caso de un accidente. Por lo tanto, el maletero también tiene una superficie plana en los modelos híbridos enchufables de la nueva Serie 7 de BMW. Su volumen total es de 420 litros. La capacidad práctica del maletero establece un nuevo listón de referencia en el segmento de las berlinas de lujo con sistema híbrido enchufable.

El flujo de energía entre la batería de alta tensión, el motor eléctrico y el cargador de la batería se controla mediante una electrónica funcional desarrollada específicamente para los nuevos modelos. Esta electrónica funcional también está a cargo de controlar a través de un convertidor de tensión la alimentación de energía a la red de a bordo de 12 voltios.

Recarga sencilla, cómoda y versátil, gracias a los innovadores productos y servicios de BMW 360° ELECTRIC.

La batería de alta tensión puede recargarse conectándola a cualquier toma de corriente doméstica, a una Wallbox de mayor intensidad o, también, a una estación pública de recarga. Si se conecta a una toma de corriente doméstica, la batería se recarga completamente en menos de cuatro horas. Si está conectada a una BMW i Wallbox, la operación de recarga dura menos de tres horas. Con BMW 360° ELECTRIC se ofrece el servicio ChargeNow, con el que se tiene acceso sencillo a las estaciones de recarga asociadas, pudiéndose pagar la energía consumida cómodamente cada mes.

Equipamiento de serie, incluido el sistema de climatización estacionaria.  

El equipamiento de serie muy completo de los modelos BMW 740e iPerformance, BMW 740Le iPerformance y BMW 740Le xDrive iPerformance abarca faros de LED, llave BMW con display, kit de navegación ConnectedDrive, integración del smartphone con la posibilidad de recarga de la batería del teléfono por inducción, pantalla de a bordo Control Display con superficie táctil, sistema de mando iDrive con control por gestos de BMW, único en el mundo, así como calefacción y refrigeración estacionarias, para el preacondicionamiento de la temperatura dentro del habitáculo. El sistema de calefacción y climatización de los modelos híbridos enchufables recibe energía proveniente de la batería de alta tensión. Durante la fase de recarga, la climatización estacionaria funciona con corriente eléctrica proveniente de la red. La conexión para recargar la batería de alta tensión se encuentra debajo de una tapa en el lado izquierdo del coche, delante de la puerta delantera. El conector se encuentra en una posición bastante elevada, por lo que su utilización resulta más cómoda. El equipamiento de serie incluye un cable de carga, para establecer la conexión necesaria con una toma de corriente doméstica. Este cable ocupa muy poco espacio, y se guarda en una bolsa en el maletero. El habitáculo de los modelos BMW 740e iPerformance, BMW 740Le iPerformance y BMW 740Le xDrive iPerformance se distingue de aquél de los modelos convencionales por incluir la tecla eDrive y, especialmente, por las indicaciones gráficas específicas que pueden apreciarse en el tablero de instrumentos y en la pantalla Control Display.

Eficiencia ejemplar, combinada con placer de conducir, comodidad al realizar viajes largos y gran lujo.  

La tecnología BMW eDrive logra combinar un ejemplar nivel de eficiencia con el placer de conducir un automóvil confortable, de moderno lujo y orientado hacia el futuro. Todos los asientos son de confort, disponen de un sistema de ventilación activa, cuentan con función de masaje con programa de revitalización y, además, incluyen el kit de confort térmico. Adicionalmente, con la opción Executive Lounge para los modelos BMW 740Le iPerformance y BMW 740Le xDrive iPerformance, el nivel de comodidad es muy alto y la posibilidad de sentirse a gusto es óptima ocupando uno de los asientos posteriores. Además, estos modelos pueden contar con una función ampliada de la climatización en la parte trasera del habitáculo, así como también pueden estar equipados con el techo panorámico de cristal Sky Lounge. La gama de sistemas de asistencia al conductor contiene la nueva generación de la pantalla virtual BMW Head-Up Display, el asistente para aparcar, así como los sistemas Driving Assistant, Driving Assistant Plus y la función de vista panorámica Surround View. Los modelos híbridos enchufables de la nueva Serie 7 de BMW también pueden incluir opcionalmente un kit deportivo M, el diseño Pure Excellence para el interior y el exterior, así como acabados estéticos de BMW Individual Design.

Comenta o Pregúntanos