El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra

page

Aquellos apologistas de la benéfica presencia de España en la América en el siglo XVI, deberían recurrir a historiadores menos parciales.

Los holandeses en Sudáfrica; los belgas en el Congo; los franceses en Indochina; los ingleses en todos los países que colonizaron; los italianos en la actual Etiopía; los turcos hicieron desaparecer a todo un país: Armenia. Estados Unidos hizo lo mismo con el pueblo autóctono indio y a los que quedaron, los encerraron en reservas como apestados. Los franceses e Ingleses en Canadá…

El actual Israel está arrinconando y robando sus tierras al pueblo palestino con la ayuda del lobby sionista norteamericano.

Nosotros, nos guste o no, liquidamos al pueblo azteca y a la población inca del Perú en casi su totalidad, y con el pretexto de la evangelización arrasamos con todas sus riquezas. El mestizaje con ser una realidad así como la expansión del idioma castellano a millones de seres, no justifican en modo alguno la parte inconfesable de tanta atrocidad.

Fueron españoles y europeos de la época, era lo que se llevaba incluida la esclavización de millones de africanos, puede ser como justificación, pero muy difícil de sostener.

La Reina Isabel a la que me resisto a llamar Católica, dejó en su testamento, cuyo original de su puño y letra está en el palacio de Tavera en Toledo, para aquellos que quieran verlo, hace recomendaciones para que se tratase en igualdad de condiciones a los nativos de las tierras descubiertas: “..e no consientan e den lugar que los indios moradores de dichas indias en tierra firme ganadas o por ganar, reciban agravio alguno en sus personas o bienes; más mando que sea tratados bien e justamente…”

Pero la lejanía y la codicia de aquéllos que solo pensaron en enriquecerse,  hicieron oídos sordos a los buenos deseos de la reina y tuvo que ser fray Bartolomé de las Casas el único que alzó su voz para denunciar los innumerables atropellos.

Si de algo debemos estar muy orgullosos los españoles es de que fuimos los que, creyendo en los proyectos de Cristóbal Colon, dimos lugar a un descubrimiento que cambió el curso de la Humanidad. Celebremos pues el día de Colón sin tener que avergonzarnos.

firma_paco

Comenta o Pregúntanos