¿LA INDUMENTARIA CAMBIA SEGÚN EL TIPO DE MOTO QUE USEMOS?

84533w620h440

Se podría decir que sí, no es lo mismo llevar un ciclomotor por zonas costeras a velocidades bajas que llevar una moto de alta cilindrada por una autobahn (autopista) alemana a alta velocidad.

Está claro que en ambos casos se debe cumplir unos requisitos mínimos de seguridad en la indumentaria a llevar. Por su puesto, y de manera obligatoria, el casco, nunca debe faltar. Y a ser posible en buen estado y revisado.

Dentro de los tipos de caso existentes, los que a nuestro juicio más protegen, en caso de accidente, son los integrales. Por su mayor sujeción y parte a proteger.

Existen tiendas especializadas donde se pueden conseguir cascos integrales baratos, por lo que no ha de ser una excusa a la hora de hacer uso de él.

Pero no solo el casco es importante en la indumentaria a llevar en moto. Es recomendable hacer uso de prendas adaptadas para el uso y clase de moto que dispongamos. No es lo mismo en una de tipo carretera donde, por ejemplo, las chaquetas de invierno para moto que usemos deben estar adaptadas térmicamente para soportar las inclemencias del tiempo como vientos fuertes al igual que abundante agua u otros tipos de anomalías atmosféricas.

Los pantalones, guantes y demás accesorios se ven afectados de la misma manera por las inclemencias del tiempo, calor o desgaste excesivo con el uso. Todo debe ser revisado y, si procede, sustituido/renovado.

En motos de campo tipo cross y de trial, la indumentaria es más específica y preparada para soportar otro tipo de desgastes y usos, donde, en caso de caída o accidente, por lo general, la velocidad es más baja que en un percance con una moto de carretera.

Sin duda, una parte fundamental para ir protegidos en todo momento en moto, con independencia del tipo, versión o potencia de la misma, es llevar siempre una correcta vestimenta para el uso que se vaya a realizar.

En el momento que arrancamos la moto debemos pensar que al iniciar la marcha, en caso de cualquier tipo de percance un buen ropaje, de calidad, en buen estado, es nuestro salvavidas. Nos protegerá del contacto con el suelo, vehículos o cualquier otra superficie dura contra la que nos topemos.

El casco es parte clave en salvar vidas, sin duda, pero no nos olvidemos de los demás completos de una correcta indumentaria. Hasta los propios guantes son importantes en la moto, no solo para evitar el frio de los días de invierno, si no para un mejor agarre y protección en la propia mano. Todo importa.

No es la primera vez que en épocas estivales se pueden ver gente joven y no tan joven, con camiseta, pantalones cortos y chanclas montando en moto. Si bien es completamente lícito, pero no por ello se va igual de seguro. Ni mucho menos. En una caída, las lesiones serán, como poco, mucho mayores.

Debemos tener presente en todo momento que lo único que nos puede proteger a la hora de cualquier tipo de caída o percance es nuestro cuerpo y lo que llevemos puesto en él.

Una buena indumentaria es nuestra carrocería propia y, ésta, ha de estar en el mejor estado posible siempre. Se recomienda tener varios tipos de cascos y trajes diferentes para una misma moto, con el fin de que siempre este en buen estado. Es nuestro seguro de vida.

PacoCostas.com

Comenta o Pregúntanos