La seguridad vial también es cosa de niños

La familia, y en concreto los hijos, es la principal motivación de muchas personas para prestar atención al volante.

En un emotivo vídeo, enmarcado en el programa Emotional Driving, hijos de empleados de Gonvarri advierten a sus padres de los potenciales peligros en la carretera, pidiéndoles a través de mensajes en el móvil, que vuelvan a casa seguros.

La campaña coincide con uno de los momentos de mayor intensidad del año en desplazamientos familiares en coche, por lo que la prevención en seguridad vial cobra una especial relevancia.

Gonvarri da un paso más en su compromiso por incrementar la responsabilidad en la conducción en la sociedad. En esta nueva campaña de Emotional Driving, Gonvarri ha querido que los niños sean las voces que instan a sus padres a conducir de vuelta a casa con seguridad. Bajo el lema “La seguridad vial también es cosa de niños”, la compañía ha lanzado un emotivo vídeo en el que los más pequeños mandan mensajes a través del móvil a sus padres, momentos antes de iniciar un viaje. Los móviles, y en concreto el uso de aplicaciones de mensajería durante la conducción, son causas relevantes de siniestralidad vial. Sin embargo, Gonvarri ha querido darles un nuevo uso y utilizarlos como herramienta de motivación para que, antes de subir al coche, nos ayuden a centrar nuestra atención en lo que de verdad importa: llegar seguro a tu destino.

La campaña Emotional Driving pone en valor la seguridad vial a través de mensajes positivos y experiencias memorables que se centran en la parte emocional de la conducción. Una iniciativa que apuesta por los niños como los encargados de concienciar a sus padres para que conduzcan con más seguridad. “No tengas prisa por la carretera”, “No te emociones si pones la música muy alta” o “Quiero que conduzcas bien para que puedas ver conmigo los insectos y animales” son algunos de los mensajes de voz que envían en la campaña a través de Whatsapp antes de que sus padres salgan a la carretera.

Gonvarri Steel Services, como empresa líder en el sector de la transformación del acero, lleva años trabajando mediante diferentes iniciativas, su compromiso con el entorno social en el que desarrolla su actividad. El proyecto Emotional Driving ha servido de altavoz para construir un mensaje diferenciador que contribuya a reducir el número de víctimas en accidentes de tráfico. A lo largo de los últimos años, Gonvarri ha obtenido numerosos reconocimientos internacionales de comunicación y RSC, gracias a su apuesta por un enfoque diferente en este programa y por utilizar técnicas innovadoras como eventos experienciales, gamificaciones o retos colaborativos, con el fin de dar visibilidad al territorio seguridad vial entre sus empleados y la sociedad en general.

Comenta o Pregúntanos